Enric Crous y Ramon Masià, candidatos a la presidencia de la Cambra, han plantado a Miquel Valls en su acto de despedida como máximo dirigente de la institución.

La falta de miembros en este acontecimiento abocó al pleno a tener un carácter exclusivamente informativo. De esta manera quedó en el aire la aprobación de la liquidación del presupuesto de 2018, así como la dotación de 265.000 euros para la celebración de las elecciones a la presidencia de la entidad.

AUSENCIAS

El candidato Ramón Masià envió una carta en la que exigía no aprobar la ampliación del presupuesto.

Enric Crous, disconforme con la negativa de la institución a enviar la tarjeta de censo a sus asociados para indicarles su derecho a voto, argumentó problemas de agenda para no asistir al acto. De la misma manera, se ausentaron Miquel Martí, Eloi Planes i Oriol Guixà, algunos nombres destacados de su candidatura.

Miquel Valls, por su parte, respaldó su gestión y la importancia de la Cambra por encima de las personas.