Más allá de los debates políticos y de la guerra semántica sobre si Barcelona sufre o no una crisis de seguridad, las estadísticas parecen poner las cosas en su sitio y pocos dudarán ya del incremento de delitos que vive la capital catalana. En seis meses, entre enero y junio de 2019, la ciudad ha sufrido casi 100.000 delitos. En concreto, 99.942, un 8,2% más que en el mismo periodo de 2018. Durante el primer semestre de 2018, Barcelona padeció 92.332 infracciones penales, según los datos del Ministerio del Interior.

La media diaria de delitos este 2019 se sitúa en 552. Como publicó el pasado de marzo Metrópoli Abierta, en 2018 los quebrantamientos de la ley eran de 532 cada 24 horas. En el cómputo total del año 2018, los robos, agresiones y homicidios ascendieron a 194.212, con una subida del 17,2% respecto a 2017. La tipología de delitos que más sube en 2019 es la de robos con violencia e intimidación, que se incrementa un 30,5% respecto a los primeros seis meses de 2018. De 5.427 se pasa a 7.082.

MÁS AGRESIONES SEXUALES REGISTRADAS

A nivel general, las agresiones sexuales registradas también van al alza. De 365 se ha subido a 405, con un 11% de diferencia, aunque las violaciones con penetración descienden un 11,8%, de 68 a 60. También se incrementan los hurtos un 7,4%, 56.015 casos frente a los 52.141 del año pasado; los robos de vehículos (con una subida del 9,4%, de 2.248 a 2.460), y los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, hasta los 4.506 delitos, un 5,9% más. Según el Ministerio del Interior, si se contabilizan solo los robos en domicilios, la cifra va claramente a la baja, con un descenso del 17,1%, 2.910 frente a 2.412 este año.

Los datos estadísticos del gobierno central indican que durante el primer semestre del año fallecieron en la ciudad tres personas víctimas de homicidios, la misma cifra que entre enero y junio de 2018. El 9 de febrero, un hombre de origen dominicano murió tras una pelea con un grupo de paquistaníes junto a una discoteca en el Poblenou; el 17 de mayo, un sueco fue tiroteado en el interior de su casa, en la calle Comte d'Urgell, y el 21 de mayo, una menor de 17 años fue asesinada en el interior de un bar de la avenida de Mistral.

Estadística del balance de criminalidad en Barcelona del Ministerio del Interior / MINISTERIO DEL INTERIOR

13 O 15 MUERTOS EN OCHO MESES

El balance no tiene en cuenta la muerte de la alto cargo de Corea, el 27 de junio, tres días después de sufrir un tirón en la calle y golpearse la cabeza en la caída. Hasta ahora han traspasado 13 personas de muerte violenta en Barcelona, aunque la cifra se podría incrementar a 15 si los Mossos determinan que el fallecimiento de dos ancianos en la Bordeta, el pasado 25 de agosto, fue un doble asesinato. Los homicidios en grado de tentativa también suben un 4,3%, hasta 24 en seis meses.

El tráfico de drogas es otro de los deitos que sube en Barcelona, aunque solo un 1,1%, con 270 casos frente a los 267 del año pasado. Por contra, los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias van a la baja un 2,7%, pero en cifras totales siguen siendo bastante preocupantes las 1.715 situaciones registradas en seis meses. La estadística del Ministerio del Interior se cierra con un incremento del 6,3% del "resto infraccciones penales", 27.462 delitos que el gobierno central no concreta.

635 DELITOS, SEGÚN LOS MOSSOS

El balance de los Mossos d'Esquadra presentado el pasado mes de julio relativo a la primera mitad del año todavía es más pesimista que el del Ministerio del Interior y arroja 115.014 hechos delictivos entre enero y junio en Barcelona, lo que se traduce en 635 delitos diarios. Según los Mossos, los robos con violencia es el delito que más creció, un 30%. La policía autonómica afirma que el 90% de los detenidos por robos con violencia siguen libres.