ARCHIVADO EN:

El juicio por jurado popular en la Audiencia de Barcelona contra los agentes de la Guardia Urbana Rosa Peral y Albert López, acusados de asesinar al novio de ella, también policía del cuerpo, y quemar su coche con el cadáver dentro, empezará el viernes 31 de enero, ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Se empezará ese día con la selección de los miembros del jurado, y el juicio propiamente empezará el lunes 3 de febrero, un proceso en el que el tribunal ha aceptado que los miembros del jurado visiten los escenarios principales del crimen, justo cuando acaben las declaraciones de los testigos, según avanzó La Vanguardia.

Los hechos se remontan al 2 de mayo de 2017, cuando, en el domicilio donde convivían la víctima y Rosa Peral en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), "de común acuerdo y en ejecución de un plan preconcebido", los dos sospechosos presuntamente acabaron con la vida de P.R.G., y después lo trasladaron en el maletero de su coche hasta la zona del pantano de Foix y lo quemaron, según el auto de apertura de juicio oral.

Peral y López serán juzgados por el jurado popular por un presunto delito de asesinato, en base a una veintena de pruebas periciales e informes, explica Europa Press

PETICIONES DE PENA

La Fiscalía pide 24 y 25 años de prisión, respectivamente, para López y Peral al ser presuntamente coautores de un presunto delito de asesinato con alevosía --con agravante de parentesco para ella-- y también pide para ambos 10 años de libertad vigilada tras cumplir la pena de cárcel.

Según afirma el Ministerio Público en su escrito de acusación, los procesados presuntamente mataron a P.R.G. porque llegaron a la conclusión de que "por diversas razones obstaculizaba su relación y situación" sentimental, ya que habían sido amantes y supuestamente habían reanudado su relación.

25 AÑOS

La familia del asesinado, que pide para ambos 25 años de cárcel, apuntó en su escrito de acusación que uno de los motivos por los que los dos agentes le asesinaron era porque temían que la víctima pudiera "airear y dar publicidad" a datos que le implicaban a él en la muerte de un mantero en 2014.

En cambio, los dos sospechosos han reclamado su libre absolución al atribuir al otro la culpabilidad de los hechos, y en el caso de Rosa Peral, pedían como alternativa la apreciación de la eximente del miedo insuperable, y subsidiariamente de forma incompleta o como atenuante.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.