A pesar de las múltiples recomendaciones de limitar el espacio en el transporte público, el metro de Barcelona ha amanecido este lunes de Pascua lleno de gente en estaciones como la L5, que presentaba una gran afluencia de pasajeros.

A partir de este martes, cuando una parte de los trabajadores de servicios no esenciales volverán a sus puestos de trabajo, los operadores de transporte público de Barcelona y su área metropolitana ampliarán su oferta para adecuarse al más que previsible aumento de la demanda, una vez la Semana Santa ya haya finalizado.

GRANDES AGLOMERACIONES EN EL METRO

Por contra, este lunes no laborable en la capital catalana no se ha respetado la distancia de seguridad ante la propagación del virus y se han generado grandes aglomeraciones como en la línea 5 del metro.

Como se puede observar en la fotografía, realizada por una periodista de Catalunya Ràdio, en el suburbano no todos los usuarios llevaban mascarilla y algunos de ellos incluso se agarraban de la barandilla sin ninguna clase de protección.

OBLIGADOS A ROTAR

TMB tiene una plantilla de más de 8.000 empleados, de los cuales apenas unos 12 han estado ingresados por Covid-19.

En esta línea, el coronavirus ha obligado a la rotación del personal con siete días de descanso para que la exposición sea la menor posible, a la compra de 1.000 licencias informáticas para facilitar el teletrabajo y a la contratación de 115 conductores hasta el 13 de abril, algo que se alargará hasta mayo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.