Basura amontonada en la calle Provenza con Pau Clarís / CEDIDA
Basura amontonada en la calle Provenza con Pau Clarís / CEDIDA

Contenedores a rebosar provocan que se amontone la basura en la calle

En Barcelona se han denunciado más de 300 espacios de suciedad por parte de vecinos

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

Restos de basura, plásticos y cartones se acumulan fuera de los contenedores, en la calle Provenza con Pau Clarís. En las imágenes se pueden ver los contenedores del cartón, del vidrio y del plástico a rebosar de basura. Ante la imposibilidad del vecindario de tirar los restos en los containers, la basura se amontona en la acera. 

En Barcelona se han denunciado más de 300 espacios de suciedad por parte de vecinos. A finales del pasado mes de septiembre, el grupo de JuntsxCat puso en marcha una web para que los ciudadanos denunciaran "espacios sucios, degradados o estropeados en la vía pública y se comprometía a gestionar ante el Ayuntamiento la limpieza o arreglo" [ver aquí la web].

Basura amontonada en la calle Provenza con Pau Clarís / CEDIDA
Basura amontonada en la calle Provenza con Pau Clarís / CEDIDA

10.000 CARTELES CONTRA LA SUCIEDAD EN BARCELONA

El pasado noviembre, el grupo de Artadi colgó por toda la ciudad unos 10.000 carteles contra la suciedad y por una Barcelona limpia. Por aquel entonces, la formación tenía 200 puntos detectados que se tenían que adecentar. Hace poco más de una semana, JuntsxCat denunció el estado de abandono y dejadez del parque de Joan Miró.

Entre las imágenes colgadas en la página web de JuntsxCat figura un montón de basura junto al Hotel Palace, en plena Gran Via con Roger de Llúria, un coche quemado y abandonado durante cinco meses en Canyelles y pintadas en las paredes de las calles de Gràcia. También son habituales fotos de basura en las aceras y junto a contenedores.

NUEVOS CONTENEDORES

Cinco distritos de Barcelona cuentan desde este martes por la noche con los nuevos contenedores de basura previstos en el contrato de la limpieza del Ayuntamiento que cubre la recogida de residuos de la ciudad durante los próximos 10 años. El acuerdo supone para las arcas públicas y todos los barceloneses 300 millones de euros al año. 

Por Ciutat Vella, Eixample, Gràcia, Sant Andreu y Sant Martí ya circulan los nuevos y flamantes camiones que se encargan de vacíar los depósitos de plástico. Estos son más bajos que los antiguos para mejorar la visibilidad de los ciudadanos. El nuevo diseño del contenedor es "más flexible y adaptado a las necesidades y a los cambios que vive la ciudad", según detallaba hace dos semanas el consistorio en la presentación de los contenedores y los vehículos.

Uno de los nuevos contenedores en una imagen tomada este martes / METRÓPOLI
Uno de los nuevos contenedores en una imagen tomada este martes / METRÓPOLI
Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.