La comarca del Barcelonès registró 249 casos positivos de Covid-19 mediante la prueba PCR entre el 29 de junio y el 5 de julio, lo que supone un incremento del 76,6% respecto a la semana anterior y una incidencia de 11 casos por cada 100.000 habitantes, según el Portal de Datos Abiertos de la Generalitat.

Sin embargo, esta cifra de incidencia sigue quedando lejos de los 256 por cada 100.000 habitantes que registró el Segrià, comarca confinada desde el pasado sábado, y sitúa a la comarca de Barcelona en la duodécima posición en lo que respecta a la incidencia entre las 42 comarcas catalanas.

REPUNTES MÁS SIGNIFICATIVOS

Según la Agencia de Salud Pública, del 29 de junio al 5 de julio los positivos COVID-19 con una prueba PCR crecieron un 47% en Barcelona –una incidencia de 10 por 100.000– y los casos de coronavirus en Sants-Montjuïc, Sant Martí y Sant Andreu se han triplicado, se han duplicado en Horta-Guinardó y han aumentado en todos los distritos de la ciudad excepto Nou Barris.

Los repuntes más significativos han ocurrido en Sants-Montjuïc, donde la incidencia ha crecido hasta 14 casos por cada 100.000 habitantes, y Sant Martí, con 11 casos por cada 100.000 habitantes.

EL PEOR DISTRITO DE BARCELONA

La pasada semana, Metrópoli Abierta ya avanzó que Sants-Montjuïc era el distrito barcelonés que presentaba datos más preocupantes. Concretamente, hasta el viernes 3 de julio, se contabilizaron 77 afectados, seguidos por 56 infectados en el Eixample y 33 en Horta-Guinardó. Del 27 al 30 de junio se produjeron cuatro decesos por coronavirus en la Ciudad Condal.

La consellera de Salud, Alba Vergés, admitió el pasado viernes que se había detectado algún brote "no preocupante" en Barcelona, pero que se tenía que vigilar y mantener las medidas para prevenir el contagio.

PREOCUPACIÓN EN VALL D'HEBRON

En la misma línea se han pronunciado la subdirectora asistencial del Vall d'Hebron, María José Abadias, y el jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla.

En declaraciones a RAC1, Antoni Trilla ha señalado que "como la población en la capital es muy alta, pocos casos no suponen un aumento significativo de la incidencia acumulada". Trilla ha añadido que "mientras se puedan detectar y se puedan trazar, podemos estar en buenas condiciones".

La subdirectora asistencial del Vall d'Hebron, María José Abadías, ha asegurado que "en este momento no se puede hablar de rebrote" en la ciudad de Barcelona. Abadías considera que la mayor parte de casos detectados en la ciudad son leves o asintomáticos y responden al aumento de pruebas diagnósticas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.