La construcción de viviendas en el Área Metropolitana de Barcelona cayó un 23% el 2020 a causa de la pandemia del Covid-19 pero se mantuvo gracias al impulso de vivienda protegida, que se incrementó un 108%, según se desprende del informe La vivienda en tiempos de pandemia realizado por el Observatori Metropolità de l'Habitatge de Barcelona (OMHB).

Actualmente en Barcelona hay unas 2.300 viviendas en obras o cerca de iniciarlas, de las cuales un 80% son de "alquiler social y asequible", ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado este martes.

CRECE LA GENTE QUE VIVE DE ALQUILER

También destaca que la proporción de familias que viven de alquiler se ha incrementado diez puntos porcentuales respecto a hace dos décadas, alcanzando el 38,4% (frente al 28,5% del 2001) en Barcelona y el 23,4% (frente al 12% del 2001) en el resto del área metropolitana.

Se detecta un descenso de los hogares con hipoteca: ahora son el 16,7% (17,7% en 2016) en Barcelona y el 25,5% (28,4% en 2016) en el resto del área metropolitana.

En el 2020 aumentó la diferencia entre el poder adquisitivo de las familias y el coste de la vivienda: mientras que la renta de la población experimentó un descenso "muy notable" --alrededor del 14% en Barcelona--, los precios del alquiler solo se redujeron un 1,4%.

POLÍTICAS DE REFUERZO

Respecto al porcentaje del alquiler sobre el total de ingresos de la población, en Barcelona es del 40,5%, mientras que en España es del 32,1% y en la Unión Europea del 24,9%.

Según el Ayuntamiento, estos datos confirman "la necesidad de que todas las administraciones impulsen políticas de refuerzo de construcción de vivienda de alquiler asequible, con criterios y condiciones que aseguren la calificación de protección oficial de manera permanente" y eviten la privatización.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.