El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha declarado este viernes el estado de emergencia ante la crisis sanitaria generada por el coronavirus. Mediante la adopción de esta medida, el Ejecutivo podrá limitar la libre circulación de personas y llevar a cabo el cierre de ciudades o comunidades autónomas como medida de prevención.

Según el artículo 116 de la Constitución, este estado se puede declarar por un máximo de 15 días, una temporalidad que se puede incrementar si se cuenta con el beneplácito del Congreso de los Diputados.

MÁS DE 10.000 AFECTADOS

Durante su comparecencia, Sánchez ha asegurado que se movilizarán "todos los recursos del Estado", ya sean "económicos, sanitarios, civiles o militares" para proteger a todos los ciudadanos.

El presidente ha explicado que las próximas semanas serán muy duras, ya que se puede llegar a alcanzar más de "10.000 afectados", por lo que se definirá el objetivo de evitar una "propagación demasiado rápida del virus".

El líder socialista ha hecho un llamamiento a los jóvenes, a quienes ha pedido su "colaboración decisiva" manteniendo la "distancia social" para frenar la propagación del virus. Sánchez también se ha referido a mayores y enfermos crónicos, a los que se ha dirigido indicando que "deben protegerse al máximo, evitar el contacto y la exposición en espacios públicos". En este sentido, ha apelado a la totalidad de la población para que siga "a rajatabla las indicaciones de los expertos", en un ejercicio de "máxima responsabilidad y absoluta disciplina social".

EMERGENCIA SANITARIA

Hasta 4.200 infectados y 120 muertos se suman a nivel nacional por el coronavirus, datos que han llevado a otras comunidades autónomas a adelantarse alñ Gobierno. En el País Vasco, se ha declarado la emergencia sanitaria y la Comunidad de Madrid ha ordenado el cierre de locales de restauración.

En Cataluña, destaca el confinamiento de Igualada y municipios colindantes. Respecto a Barcelona, el Ayuntamiento ha activado el Plan Básico de Protección Municipal en fase de alerta, por lo que se han llevado a cabo diversasa acciones, como el cierre de los equipamientos municipales. Además, Ada Colau ha anunciado que en caso de ser necesario se endurecerán las medidas adoptadas, pudiendo alcanzar la prohibición de frecuentar bares y restaurantes e, incluso, clausurando el transporte público.

SEGUNDA VEZ

Esta es la segunda vez que se declara el estado de alarma en democracia. El único precedente data de 2010, cuando el Gobierno liderado por José Luis Rodríguez Zapatero hizo lo propio debido al caos aeroportuario desencadenado por la negativa de los controladores a asistir a sus puestos de trabajo.

El caso llegó hasta los tribunales, por lo que 133 controladores se sentaron en el banquillo de los acusados por este caso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.