ARCHIVADO EN:

Una juez ha condenado al Club de Vela de Barcelona pagar 25.031 euros de indemnización a A.A.A, una mujer que en 2018 sufrió un grave accidente en uno de los catamaranes de la entidad que gestiona el Ayuntamiento de Barcelona. El Juzgado de Primera Instancia número 10 ha estimado la demanda de la víctima, que a día de hoy sufre secuelas físicas después de que el mástil cayera sobre su espalda. El club puede recurrir la sentencia a la Audiencia Provincial de Barcelona.

Los hechos juzgados se remontan al 14 de julio de 2018 cuando la mujer, que entonces tenía 27 años, alquiló un catamarán con un grupo de amigos. A la media hora de zarpar, el mástil se "desplomó" –según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Metrópoli –y le causó graves heridas. La joven se fracturó la columna lumbar, pasó los cuatro meses posteriores al siniestro en una cama y estuvo de baja laboral siete meses. 

LA RESPONSABILIDAD, DEL CLUB

En el juicio, el Club de Vela alegó que la responsabilidad era de Sailing Experience By. A. Torné, el fabricante del navío, que tenía un contrato de renting con la entidad municipal. La aseguradora del club indicó a A.A.A que debía dirigir la demanda contra esta empresa. Sin embargo, la magistrada rechaza el argumento. "No puede ampararse en que ella no es la propietaria para eximirse de cualquier tipo de responsabilidad frente a terceros ajenos a la relación contractual del renting". La prueba pericial presentada por el club, sigue, "no justifica de forma concluyente que se trataba de un problema de fabricación.

La jueza considera que el centro de Vela debe responder por el accidente, "pues es él quien se lucra del alquiler de los barcos". También relata que el club "se comprometía a comunicar al arrendador cualquier fallo o avería debido a defectos estructurales o de fábrica que se produzcan". En el auto judicial del pasado 14 de junio, la magistrada reprocha a la entidad que no comunicase el accidente al fabricante.

SECUELAS Y HERIDAS

Los abogados del Club de Vela de Barcelona intentaron restar credibilidad a las heridas y secuelas de la víctima esgrimiendo que no se habían aportado partes de alta y baja, ni el informe del médico. La magistrada, de nuevo, tumba los argumentos del club asegurando que no ha conseguido probar sus argumentos y que "no tiene porqué dudar del examen" del doctor. 

Como consecuencia del accidente, A.A.A no puede practicar deportes de impacto (tenis, pádel, salir a correr, etc). Le duele la espalda si se agacha y se ve incapacitada de hacer tareas cotidianas como hacer la compra porque no puede levantar peso. Una vez al mes necesita un masaje para descontracturar la espalda. 

COSTAS DEL PROCESO

Finalmente, la indemnización se fija en 14.538 euros en concepto de secuelas, 9.744 euros en concepto de perjuicio personal moderado, 381 euros por perjuicio personal grave y 366 euros por perjuicio personal básico. La jueza también condena al club a abonar las costas del proceso judicial.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.