ARCHIVADO EN:

El barrio de Sant Antoni dice basta ante la crisis de inseguridad que vive la capital catalana. La Plataforma Sant Antoni Vigila, conformada por comerciantes y vecinos del barrio, ha anunciado en un comunicado que suspenderán este viernes a las 12h su actividad laboral, bajarán las persianas de sus establecimientos a la mitad y saldrán a la calle para reclamar una mayor presencia de los cuerpos de seguridad entre las 22h y las 6h.

Los integrantes de la plataforma han denominado a esta iniciativa “Soroll per la seguretat". Su meta es hacer ruido durante 10 minutos a base de gritos y silbatos, además de querer “llamar la atención de los vecinos e invitarles a unirse a la protesta”.

MÁS POLICÍAS DURANTE EL DÍA

La Plataforma Sant Antoni Vigila empezó su actividad en junio, momento desde el cual ha conseguido que se refuerce la presencia de los cuerpos de seguridad durante el día. Pero, como aseguran desde la Plataforma Sant Antoni Vigila, al caer la noche el barrio "queda al descubierto", y eso le convierte en blanco de hurtosrobos y actos vandálicos. 

Este sábado, Barcelona vivió otra protesta que perseguía el mismo objetivo: reclamar una mayor seguridad. La manifestación, que fue organizada por la plataforma Tsunami Veïnal, culminó en la plaza Sant Jaume, donde se leyó un manifiesto en el que los vecinos de la capital catalana reclamaron una mayor movilización de las personalidades políticas.