La losa de la ronda de Sant Antoni, que vecinos y comerciantes quieren fuera / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ
La losa de la ronda de Sant Antoni, que vecinos y comerciantes quieren fuera / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ

Collboni se hará cargo de la retirada de la losa de Sant Antoni y recuperará la urbanización de 2018

El PSC asegura que la eliminación de la plataforma se iniciará en otoño y la calle se reformará con el proyecto aprobado sin cambios

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 25/03/2022 11:35 h.

El PSC parece que se ha llevado el gato al agua en el seno del gobierno municipal de socialistas y Barcelona en Comú en la retirada de la losa y reurbanización de la ronda de Sant Antoni. El pasado viernes, el pleno aprobó por unanimidad una proposición de JuntsxCat para sacar la losa y reurbanizar la calle. Sin embargo, PSC y comunes mantienen diferencias sobre el proyecto de reurbanización. Según el PSC, finalmente, la calle se reformará con el proyecto de 2018 sin cambios.

Fuentes del PSC aseguran que la eliminación de la losa de la ronda de Sant Antoni, ahora un foco de incivismo y que durante los dos últimos años ha albergado el mercado de la miseria, se ejecutará desde el Institut Municipal de Mercats, un órgano controlado por los socialistas. También la reurbanización de la calle se hará desde Mercats y no desde el área de Ecología Urbana y Urbanismo de Janet Sanz (Barcelona en Comú). 

Collboni, con vecinos y comerciantes de Sant Antoni / TWITTER JAUME COLLBONI
Collboni, con vecinos y comerciantes de Sant Antoni / TWITTER JAUME COLLBONI 

EL PROYECTO DE 2018 SIN CAMBIOS URBANÍSTICOS

Las mismas fuentes del partido que encabeza Jaume Collboni en el Ayuntamiento indican que la retirada de la losa se puede empezar en otoño y que, posteriormente, la calle se urbanizará con el proyecto de 2018, "sin cambios a nivel urbanístico ni arquitectónico", y que fue anulado ese mismo año en plena oleada de recortes municipales. Sí que habrá una actualización de los precios. El importe de la retirada podría rondar el medio millón de euros, aunque no es una cifra cerrada, apuntan desde el PSC. La losa de la ronda se colocó para albergar las carpas provisionales de los comerciantes del histórico mercado del barrio mientras éste se rehabilitaba, hace ya una década.  

Vendedores del 'mercado de la miseria' encima de la losa de la ronda de Sant Antoni / METRÓPOLI
Vendedores del 'mercado de la miseria' encima de la losa de la ronda de Sant Antoni / METRÓPOLI

En el pleno del pasado viernes, el PSC no intervino. Por el gobierno solo habló el concejal del Eixample, Pau González, de Barcelona en Comú. Dijo que vecinos y comerciantes tenían razón. "Hemos tardado mucho tiempo en sacar la losa. Hay que sacar la losa cuanto antes. Y lo empezaremos a hacer antes de que acabe el año". González añadió que hacía tiempo que dialogaban con vecinos y comerciantes. Y aseguró que su intención, tras sacar la losa, era hacer una urbanización definitiva. "Sacar la losa es necesario pero no es suficiente. Nosotros lo que queremos hacer es actualizar el proyecto de 2018", añadió el edil del Eixample.

LOS COMUNES QUERÍAN ACTUALIZAR EL PROYECTO

Un día antes, el pasado jueves, Sanz se pronunció en la misma línea que González. Para la responsable de Urbanismo, el proyecto de urbanización se tiene que actualizar porque la situación ahora no es la misma que en 2018. La intención de los comunes era también evaluar todas las rondas que unen Ciutat Vella y Eixample -Sanz se refería a calles como las rondas de Sant Pere, Universitat, Sant Antoni y Sant Pau- y ver qué movilidad y vínculos tenía que haber en un futuro entre ellas. En la actualización del proyecto de la ronda, este aspecto también se tendría en cuenta. Finalmente, según el PSC, no habrán cambios urbanísticos en el proyecto de 2018.

A grandes rasgos, la reforma propuesta en 2018 pretendía convertir la ronda de San Antoni en un eje más cívico y verde, donde los peatones, las bicicletas y el transporte público ganaran protagonismo. El Ayuntamiento planteaba la reurbanización completa de la ronda, entre la calle del Comte d'Urgell y la plaza de la Universitat. "Siempre bajo los criterios de mejorar el espacio público, introducir un carril bicicleta, más verde y poner a los peatones y la movilidad sostenible en el centro de las prioridades", decía en una nota de prensa el consistorio en noviembre de 2018, y que situaba el nuevo calendario en 2020.

Un render del proyecto de reforma de la ronda de Sant Antoni de 2018 / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Un render del proyecto de reforma de la ronda de Sant Antoni de 2018 / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

DOS FASES DE OBRAS 

La actuación prevista decía entonces que las obras se ejecutarían en dos fases: la primera, entre Comte d'Urgell y Floridablanca, y la segunda, desde Floridablanca hasta Universitat. "El primer tramo ya cuenta con un proyecto ejecutivo redactado y compartido con el vecindario y comerciantes de la ronda de Sant Antoni", incluía la nota, si bien el gobierno dejaba la puerta abierta a introducir modificaciones.

Ahora, el compromiso con vecinos y comerciantes es que una vez eliminada la losa se pueda iniciar casi de forma consecutiva la urbanización de la arteria, es decir en 2023. Organizados a través de la Plataforma d'Afectats per la Llosa de Sant Antoni, vecinos y comerciantes llevaban meses quejándose de la presencia del mercado de la miseria y de un aumento del incivismo y de delitos, en la zona, con peleas y trapicheo de drogas. Hace una semana, el 24 de febrero, dijeron basta y salieron a la calle a manifestarse junto a concejales de la oposición. Ahora, el problema del mercado de la miseria se ha trasladado a calles del Raval por la presencia permanente de la Guardia Urbana en la ronda.      

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.