Jaume Collboni garantiza que la reforma de la Rambla se iniciará en 2022, siempre y cuando el presupuesto municipal para el próximo año salga adelante. La transformación ha estado olvidada cinco años y medio en los cajones del Ayuntamiento y no estaba previsto en las inversiones del próximo año. Metrópoli lo explicó hace unas semanas. Sin embargo, ahora, el primer teniente de alcaldía afirma que el inicio de la transformación del popular paseo forma parte de las propuestas de inversiones para 2022, y la determinación del PSC es que salga adelante. En los últimos meses, ningún alto cargo del consistorio se había referido a ello.   

La remodelación de la Rambla acumula más de 2.000 días de retraso, a contar desde la aprobación del plan de ordenación de la arteria, en el pleno de mayo de 2016, ya con Ada Colau de alcaldesa. Este martes, toda la oposición en pleno apoyó una proposición de ERC que instaba al gobierno municipal a iniciar la reforma en 2022. Sin embargo, la aprobación no es vinculante y la teniente de alcaldía de Ecología Urbana y Urbanismo, Janet Sanz, la condicionó a la aprobación del presupuesto municipal para el próximo año.   

Paseantes en la Rambla, este viernes / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA
Paseantes en la Rambla, este viernes / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA
 

SEGÚN ERC, NO HABÍA PREVISTA UNA INVERSIÓN PARA LA RAMBLA

Las cuentas municipales para el 2022 se han salvado en el último respiro. El voto favorable de Barcelona pel Canvi, en la comisión de Economía, ha permitido que el presupuesto pueda seguir su tramitación. El resto de la oposición ha votado en contra, incluida ERC, que ha sido el socio preferente de Ada Colau y Collboni a lo largo del mandato. Uno de los motivos, aunque no el único, por el que los republicanos no han avalado las cuentas es porque no se preveía una inversión para la Rambla. "Es fácil de contrastar. Se puede ver en el libro verde de inversiones previstas. El presupuesto que han llevado a votación no incluye ni una coma sobre la Rambla". En términos parecidos se ha expresado la entidad Amics de la Rambla, que daba por hecho que la inversión saltaba al siguiente mandato. 

Para los republicanos, la estrategia de Collboni es clara: rehacer algunas de las inversiones del presupuesto. Al respecto, el líder del PSC dice: "La reforma de la Rambla se hará con ERC o sin ERC. Forma parte del programa de inversiones que tenemos en el gobierno municipal. Antes de que Esquerra dijera que No, nuestro socio preferente para aprobar el presupuesto era ERC. Se hubiera hecho con él, pero nosotros tenemos la determinación de hacer esta inversión. Forma parte de nuestra propuesta de presupuesto. Veremos qué mayorías podemos obtener, pero la reforma de la Rambla se hará con ERC o sin ERC", ha asegurado en Catalunya Ràdio.

Maragall, en la Rambla, con los concejales Jordi Coronas y Elisenda Alamany / ERC
Maragall, en la Rambla, con los concejales Jordi Coronas y Elisenda Alamany / ERC

EL PSC NO CONCRETA UNA CIFRA

Parera, líder de Barcelona pel Canvi, el partido que ha garantizado la aprobación inicial del presupuesto, da por hecho que la inversión de la Rambla arrancará en 2022. "Se tirará adelante la primera fase de las obras", subraya la edil a Metrópoli. Parera no ha concretado qué inversión tendrá la reforma el próximo año, pero sí que los trabajos se iniciarán por la zona más cercana al mar. Desde el PSC tampoco han concretado qué cantidad se invertirá pero garantizan que está computado. "Las inversiones del libro verde son las aprobadas por la comisión de gobierno hasta el 30 de septiembre", apuntan fuentes socialistas. 

El presidente de Amics de la Rambla​, Fermín Villar, se muestra muy escéptico. "Hace tres años, Collboni nos dijo que la Rambla era un proyecto prioritario de este mandato, pero la realidad es que, una vez más, la Rambla, será moneda de cambio. Cuando lo veamos, nos lo creeremos", subraya. Villar recuerda que todavía no se ha aprobado el proyecto ejecutivo de forma definitiva, que se eleva a 44,5 millones, y asegura que en Ayuntamiento ni siquiera les ha respondido a sus alegaciones.

Fermin Villar, presidente de Amics de la Rambla / EUROPA PRESS
Fermín Villar, presidente de Amics de la Rambla / EUROPA PRESS

UNA ARTERIA CERRADA A LOS COCHES PRIVADOS TRAS LA REFORMA

El dibujo de la Rambla, elaborado por el equipo Km 0, que dirigió la arquitecta y exconcejal de Ciutat Vella Itziar González, hace más de dos años que está terminado. A grandes rasgos, el proyecto de la Rambla prevé construir tres grandes plazas a la altura del Teatre Principal, el Pla de l'Òs y el Palau Moja. Las tres plazas serán de plataforma única para mejorar la conexión entre el Raval y el Gòtic. Una vez terminada la reforma, la Rambla cerrará el tráfico a los coches privados. Solo podrán pasar los vecinos, los vehículos de servicios, el transporte público y las bicicletas. El paseo ganará, en algunos puntos, hasta 1,5 metros de ancho. La vía tendrá un único carril de circulación -es decir, uno de bajada y otro de subida- con una amplitud de 3,5 metros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.