ARCHIVADO EN:

El gobierno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), con Ada Colau a la cabeza, salvó el pasado martes in extremis a Regasa, su promotora pública, pocos días antes del embargo de la compañía. Ocurrió en el consejo del organismo metropolitano cuando el gobierno del AMP añadió un punto de urgencia a debatir 30 minutos antes de la sesión.

El punto consistía en aprobar un aval de un millón de euros de dinero público. Se trata del enésimo favor de Colau a la empresa pública, según publica este domingo el digital Crónica Global. Todos los partidos de la oposición se abstuvieron alegando falta de información, pero el rescate fue aprobado por el gobierno supralocal con el único apoyo de sus votos.

DEUDA BANCARIA

El AMB defendió este desembolso de dinero argumentando que se sometía a votación la "atención de obligaciones" de la promotora. Lo cierto es que que el organismo público rescató a Regasa ante la importante deuda que tenía con un banco y cuyo vencimiento de las obligaciones tenía lugar la próxima semana. De esta manera, el AMB evitó el procedimiento de embargo de la promotora.

A Regasa le falta liquidez. Tiene mucho activo, terrenos sin desarrollar y locales comerciales vacíos.  Miguel Jurado, portavoz del grupo metropolitano del PP en el AMB, ha lamentado que la institución "tenga que soportar una herencia tan complicada del Consejo Comarcal del Barcelonès". Jurado ha subrayado que Regesa "debe ser transparente, ya que presenta deficiencias de corto plazo por los proyectos no ejecutados y su incapacidad para generar ingresos". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.