La Ministra de Igualdad, Irene Montero, con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EFE - Marta Pérez
La Ministra de Igualdad, Irene Montero, con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EFE - Marta Pérez

Colau resucita a un año de las elecciones dos consejos feministas inactivos desde 2020

Ficha a una empresa por 75.000 euros para revitalizar el Consell de Dones y el Consell Municipal LGTBI

Guardar
Periodista

Los fantasmas de los comunes vuelven a rondar la política municipal catalana: la cúpula municipal resucita, a un año justo de las elecciones, uno de los temas estrella de BeC, el del feminismo, para ponerlo en solfa durante el resto de legislatura. La táctica es reanimar los consejos municipales de participación de la Dirección de Feminismos y LGTBI, órganos que estaban en coma profundo desde hace casi dos años. De hecho, el Consell de Dones de Barcelona celebró su última sesión el 23 de julio de 2020, bajo la presidencia de Ada Colau y de la concejal Laura Pérez.

Tras estos casi dos años de ausencia de actividad, los dirigentes locales han decidido insuflar de nuevo vida a los dos órganos por excelencia que tocan al sector: el Consell de les Dones y el Consell Municipal LGTBI. El primero de ellos está compuesto por 160 personas; el segundo, por 62 miembros. Su cometido es fomentar la igualdad de derechos y dar visibilidad a las situaciones de desigualdad que se puedan producir.

LA ÚLTIMA ACTA

La última acta del Consell de Dones, el más importante de los consejos, recogía la necesidad de incidir en dos importantes líneas de acción: la dignificación de los trabajos feminizados más precarios y el impulso de nuevos sectores relevantes que con el Covid podían representar oportunidades laborales para el sector de las mujeres, como el de la tecnología, los cuidados y la economía verde. Además, la propia Laura Pérez expresó que “las prioridades políticas se reactualizan y repriorizan por las circunstancias actuales, por ejemplo, por el impacto del teletrabajo en las mujeres, que afecta al interior del Ayuntamiento y al exterior”. Pero desde entonces la única reactualización que ha habido hasta ahora ha sido la de la contratación de una empresa externa para que vuelva a poner en marcha la maquinaria en lo que queda de legislatura.

Porque, en realidad, la maquinaria actual de esos dos órganos no está engrasada y necesitan un revolcón para estar en perfecto estado de revista. En base a ello, el Ayuntamiento ha encargado a la empresa Aktes Serveis Integrals el apoyo técnico y logístico para que los dos consejos funcionen. “Este servicio ha de contribuir al desarrollo de los principios fundamentales del Departamento de Derechos de las Mujeres y LGTBI de la Dirección de Feminismos y LGTBI, producir y facilitar procesos, canales y herramientas para fomentar el papel activo de las mujeres y las personas de los colectivos LGTBI de la ciudad con la implementación efectiva de su participación en el conjunto del territorio”, dicen las cláusulas del contrato.

20 SESIONES DE TRABAJO

El trabajo a realizar, pues, es muy delimitado: preparar todas las sesiones que puedan tener estos dos organismos. Eso se traduce en 20 sesiones de trabajo durante dos años, distribuidas entre 8 sesiones plenarias y 12 sesiones de las comisiones permanentes, además de alguna sesión puntual de algún grupo de trabajo. Para ello, se debe coordinar la empresa contratada con la secretaría técnica de los consejos, revisando el listado del sistema de confirmaciones de asistencia, garantizando la conexión de las plataformas telemáticas y gestionando las bases de datos, además de proveer de servicio de traducción de lenguaje de signos y servicio fotográfico. Al final de las sesiones, deberá entregar los registros de audio y las transcripciones correspondientes.

Ese trabajo costará al erario público un total de 74.485 euros en estos dos años, una cantidad que se podrá duplicar si al final del periodo se decide prorrogar el contrato por otros dos años, con lo que la cifra final se establecería en prácticamente 150.000 euros.

QUIÉN ESTÁ DETRÁS

Aktes Serveis Integrals es una sociedad controlada por Alejandro Sánchez Nofre, un socio de Albert Codinas, el polémico presidente de la Fundació Institut Nova Història (INH), la entidad revisionista que sostiene que la historia ha sido falsificada a gran escala por Castilla y que personajes como Cristóbal Colón, Santa Teresa de Jesús, Francisco Pizarro, Leonardo da Vinci, Erasmo de Rotterdam o Miguel de Cervantes, entre otros, eran catalanes al que la censura castellana cambió sus nombres y filiaciones. Sánchez Nofre, además de socio de Codinas es miembro de la Fundació Catalunya Estat.

Desde 2019, Aktes obtuvo contratos municipales como uno para la dinamización comercial durante las Navidades de 2020 que le reportó 36.542 euros; otro para montar tres casetas de apoyo a víctimas de acoso sexual en el litoral costero de Barcelona que le reportó 34.783 euros; o un contrato para informadores sobre la campaña de motos, por el que se embolsó en febrero de 2020 un total de 18.143 euros. En septiembre pasado, esta empresa recibió otro contrato para encargarse de gestionar a los ponentes de las jornadas Historia y memorias de la Esclavitud, por lo que cobró 5.602 euros. Estas jornadas estaban organizadas por el Institut de Cultura de Barcelona (Icub).

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.