ARCHIVADO EN:

Barcelona no entrará en fase 1 el próximo lunes, 18 de mayo, pero tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona quieren avanzando en el desconfinamiento de la capital catalana y de las regiones metropolitanas norte y sur, con la excepción de las comarcas del Alt Penedès, Baix Montseny y Garraf, que el gobierno autonómico sí que quiere que pasen a la fase 1. Tanto la consellera de Salut, Alba Vergés, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, plantearán al Estado que la ciudad pueda pasar a una "fase 0 ampliada". 

Sobre el terreno, Generalitat y Ayuntamiento quieren que, a partir del próximo lunes, los barceloneses puedan ir a los comercios de la ciudad "sin cita previa", ha subrayado Colau. La medida va acompañada de la petición de la Generalitat de que el uso de la mascarilla sea obligatoria en todo el espacio público. Hasta ahora, la mascarilla es de uso obligatorio en el transporte público.

PRÉSTAMO EN LAS BIBLIOTECAS

La propuesta que las dos administraciones catalanas ha trasladado al ministerio de Sanidad, que lidera Salvador Illa, también incluye que las bibliotecas de la ciudad puedan abrir para ofrecer servicio de préstamo y que los museos puedan levantar la persiana para un tercio del aforo, al igual que las iglesias.

Además, Vergés ha expresado la intención de que abra el centro de alto rendimiento de Sant Cugat, para deportistas profesionales y flexibilizar los velatorios. Actualmente, en esta ceremonias pueden participar tres personas y, según Vergés, cree que se puede aumentar como mínimo hasta 10.

LAS TERRAZAS, EL 25 DE MAYO 

Si las cifras de contagio continúan a la baja, Colau espera que el lunes 25 de mayo puedan empezar a abrir las terrazas de la ciudad, una actividad que se permite en las zonas del Estado español que ya están en fase 1, siempre manteniendo las distancias de seguridad decretadas por las autoridades sanitarias. Colau también quiere que, desde el día 25, también puedan ser una realidad las reuniones familiares de un máximo de 10 personas. Los gimnasios, por ahora, también deberán continuar cerrados.

En su comparecencia, Colau ha defendido a capa y espada la decisión de quitar espacio al coche privado durante el desconfinamiento y apostar por los desplazamientos a pie y bicicleta. "No podemos volver a los niveles de contaminación de antes, ni utilizar el coche de forma masiva. Si lo hacemos generaremos otra emergencia sanitaria: la contaminación". 

  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.