El gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni destinará 17 millones de euros a que se pongan en marcha negocios y actividades económicas de distinta índole en locales vacíos en planta baja. En la presentación de este lunes, 19 de abril, junto con la regidora de Hacienda y Mercados Montserrat Ballarín y el concejal de Presupuestos y Presidencia Jordi Martí, ha participado el edil de ERC Jordi Coronas. Fuentes de ERC aseguran que la iniciativa es una propuesta republicana que se incluyó en los acuerdos de presupuesto. "Es una iniciativa de ERC negociada con el gobierno". La edil de Barcelona pel Canvi, Eva Parera, ha acusado al ejecutivo de apropiarse de una iniciativa suya y de haberla dejado fuera de la presentación.

El paquete más importante de medidas es la compra de locales comerciales para crear una cartera pública de Bajos de Protección Oficial, que contará con una inversión de 16 millones de euros, seis de ellos destinados de forma exclusiva para Ciutat Vella. La adquisición de estos espacios fue propuesta por los republicanos. El Ayuntamiento también creará una bolsa de alquiler de locales en planta baja similar a la bolsa de alquiler de vivienda y pondrá en marcha ayudas económicas para la instalación de negocios en los locales y un refuerzo de los recursos de asesoría, orientación y ayuda.

UN FONDO EXTRAORDINARIO DE 87 MILLONES

El proyecto, que se ha bautizado como Amunt Persianes, forma parte del plan para la recuperación y el relanzamiento de Barcelona y que cuenta con un fondo extraordinario total de 87 millones de euros en apoyo al tejido productivo y la ocupación. Incluye ayudas directas a los sectores más afectados por la pandemia (45 millones), la mejora de la ocupación y la ocupabilidad (12 millones) y la promoción de la economía y la dinamización del consumo (30 millones) [ver aquí la nota municipal].

Un local cerrado en Barcelona / EFE - ENRIC FONTCUBIERTA
Un local cerrado en Barcelona / EFE - ENRIC FONTCUBIERTA

La activación de locales en planta baja por parte del Ayuntamiento no es nueva. A lo largo de los últimos cinco años, el gobierno municipal ha impulsado distintas iniciativas para reabrir locales en planta baja, principalmente en Ciutat Vella, aunque la iniciativa también se ha desarrollado en otros territorios de la ciudad. El consistorio también ha analizado distintas proyectos similares de otras ciudades antes de activar la propuesta barcelonesa.

La compra de locales se pondrá en marcha esta primavera a través de un procedimiento público a partir de las ofertas presentadas por los propietarios. La valoración que hará el Ayuntamiento incluirá el precio, el estado de conservación del local, los metros lineales de fachada y su ubicación. A lo largo de este año se esperan comprar entre 30 y 60 espacios con un coste medio de 250.000 euros. La apertura de los negocios se hará el próximo año en una doble línea: ocupación temporal y estable.

BOLSA DE ALQUILER

Paralelamente, el Ayuntamiento pondrá en marcha la citada bolsa de alquiler de locales en planta baja. La iniciativa se hará junto con operadores del sector inmobiliario y el objetivo es abrir entre 100 y 200 locales. La idea es movilizar plantas bajas privadas que se encuentren cerradas y ofertarlas a precios por debajo del mercado, "poniéndolas a disposición de proyectos económicos y personas, empresas o entidades que ayuden a impulsar la actividad económica de cada zona o eje comercial".

Locales vacíos en Barcelona, que el Ayuntamiento tiene previsto comprar / AYUNTAMIENTO DE BCN
Locales vacíos en Barcelona, que el Ayuntamiento tiene previsto comprar / AYUNTAMIENTO DE BCN

La bolsa de alquiler incluirá incentivos para los propietarios (como la contratación de un seguro o de un fondo para hacer frente a un impago durante los dos primeros años) y para los potenciales arrendadores, con precios de alquiler por debajo del valor de mercado durante los cuatro primeros años. Los alquileres serán por cinco años. El último año sí que se tendrá que pagar el 100% del precio de mercado.

MÁS SUBVENCIONES

El Ayuntamiento tiene previsto abrir también nuevas líneas de ayudas económicas para que emprendedores se instalen en locales de planta baja. Se reforzarán las subvenciones con una dotación de 700.000 euros. Está previsto dar ayudas de hasta 50.000 euros a fondo perdido para personas o empresas que necesiten un local para llevar a cabo su proyecto, aunque para ello deberán reunir una serie de condiciones, como contribuir al desarrollo socioeconómico del entorno donde se ubicarán, hacer crecer una actividad ya existente, trasladar un negocio de un piso a una planta baja o impulsar una iniciativa económica de nueva creación. Otras ayudas, entre 2.000 y 4.000 euros, irán encaminadas a cubrir gastos en los inicios de las actividades.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.