Ada Colau cierra la puerta a aplazar temporalmente las nuevas tasas sobre terrazas y residuos para compensar las pérdidas económicas que sufrirá el sector de la restauración por la cancelación del Mobile World Congress (MWC).

En una entrevista a La Vanguardia, la alcaldesa de Barcelona ha explicado que ha rechazado una propuesta de Foment del Treball de aplazar estos impuestos para "ganar tiempo para mitigar el golpe" que supone el suspenso del congreso de móviles por el temor a un contagio del coronavirus chino.

COMPLICIDAD INSTITUCIONAL

La patronal había pedido al gobierno municipal sociocomún "complicidad institucional" con el objetivo de "aplazar el incremento de impuestos y de tasas hasta que se puedan recuperar de las pérdidas de la facturación prevista durante la última semana de febrero".

En unas declaraciones recogidas por Crónica Global, Colau considera que Barcelona es "una ciudad de éxito en muchos ámbitos, el tecnológico, el científico y también el turístico", que este éxito "no está en cuestión porque se haya cancelado el MWC".

TASAS 'MUY BAJAS'

La alcaldesa ha señalado que los sectores afectados –hoteleros y restauradores, fundamentalmente– "están haciendo negocio en la ciudad y eso no está en peligro" ya que se siguen recibiendo "millones de visitantes". La edil rebaja el efecto del adiós del congreso este año y cree que la cancelación del MWC no debe cuestionar las políticas de ciudad.

"Haremos un esfuerzo de promoción internacional, pero no tenemos por qué replantearnos tasas que estaban muy bajas, ínfimas en comparación a otras ciudades, como la de terrazas, que es lógico que se actualice", ha afirmado.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.