Marc Olivé, en el interior de uno de sus autos colmena / HAIBU 4.0
Marc Olivé, en el interior de uno de sus autos colmena / HAIBU 4.0

Los polémicos coches colmena llegan a Barcelona desde 60 euros al mes

Por 90 euros más, la empresa Haibu 4.0 anuncia que el inquilino podrá ducharse, acceder a la zona de cocinas y usar el wifi

Guardar
Periodista
Actualizado: 18/11/2020 12:29 h.

Si los pisos colmena generaron una fuerte controversia cuando se instalaron en la ciudad, los autos colmena no parece que vayan a quedarse atrás. Dos años después de que Haibu 4.0 anunciase sus primeros cubículos habitables en Barcelona, ahora la empresa se prepara para extender por la capital catalana un entramado de vehículos equipados con un colchón. El precio para dormir en el interior, a partir de 60 euros al mes.

Con este presupuesto, la compañía ofrece un coche mini para pernoctar, de unas dimensiones útiles inferiores a tres metros cuadrados. Eso es todo. Para tener acceso al lavabo, la zona de duchas, el comedor y el área de trabajo, además de conexión wifi, el plus es de 90 euros mensuales. En total, 140 euros al mes. Aunque existen dos opciones más, la mediana y la dúo. El vehículo de tamaño medio es un monovolumen con un espacio algo superior a tres metros cuadrados y 80 euros al mes (170 euros con el baño, la cocina e internet); y el grande es una furgoneta con dos camas y unos cinco metros cuadrados, por 150 euros al mes (240 euros mensuales con el resto de prestaciones). Un proyecto que ya ha comenzado a materializarse: en declaraciones a Metrópoli Abierta, el fundador de Haibu 4.0, Marc Olivé, asegura que ya lo han probado y que a día de hoy tienen “un residente pernoctando”.

El interior de uno de los autos colmena que Marc Olivé quiere instalar en Barcelona / HAIBU 4.0
El interior de uno de los autos colmena que Marc Olivé quiere instalar en Barcelona / HAIBU 4.0

“Desde hace tres o cuatro meses estamos en conversaciones con el Ayuntamiento de Barcelona, Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana. Está todo dentro de la normativa, pero al consistorio no le gusta”, afirma Olivé. A pesar del rechazo del gobierno municipal, su empresa ha proyectado ya dónde va a situar 415 autos colmena repartidos por la ciudad. Estarán estacionados en la vía pública, parkings privados y naves industriales. Y ya tiene 17 reservas de barceloneses dispuestos a alojarse en alguno de ellos. Pero esto no es todo, porque los coches dormitorio de Haibu 4.0 se instalarán igualmente en Madrid, Bilbao, Palma e Ibiza. “Estamos probándolo también en Albacete”, apunta el empresario mientras pasa lista.

Mapa de los autos colmena previstos en Barcelona / HAIBU 4.0
Mapa de los autos colmena previstos en Barcelona / HAIBU 4.0

Ante las dudas sobre la legalidad de los autos colmena, y las comodidades para sus usuarios, Olivé mantiene que todo está estudiado: “Es completamente legal. Además, dormir en un coche no está prohibido. Los vehículos tienen los cristales tintados para mantener la intimidad de las personas; les hemos hecho agujeros tragaluz para que no estén a oscuras; y queremos ponerles una instalación eléctrica para que puedan encender una lamparita por las noches. También tenemos medidas de seguridad. En los locales con las zonas comunes hay armarios para dejar las cosas de valor. Si los coches están en las naves industriales, allí habrá seguridad privada y cámaras de vigilancia”. Ante un nuevo confinamiento, o el toque de queda actual, el empresario ha pensado también qué hacer con sus inquilinos: “Les entregamos un certificado de movimientos para que puedan entrar y salir del coche”.

EL AYUNTAMIENTO, EN CONTRA

Pero sus argumentos no convencen a la administración, y los autos colmena están ya en el punto de mira de ayuntamientos como los de Barcelona y Madrid, que no están dispuestos a permitir que esta práctica se instaure en sus ciudades. “Nos han dicho que es indigno”, comenta sobre el gobierno municipal de Ada Colau. Ya con los pisos colmena, el consistorio explicó en 2018 que no concedería ninguna licencia a Haibu 4.0 porque “la Ley de Vivienda de Cataluña marca unos mínimos, que son de 40 metros cuadrados” y en su caso no se cumplían. Una situación que se repite con los nuevos vehículos de Olivé.

NUEVO PROYECTO CON REMOLQUES

Ante la negativa de los consistorios, Olivé avanza que se está planteando ir incluso un paso más allá: unir la idea de los pisos y los autos colmena usando remolques. “Estamos examinando la normativa para saber si en una plataforma podemos poner encima varios pisos colmena. Nos cabrían hasta seis. Va a ser una revolución muy grande”. Afirma que si legalmente puede hacerse, “podremos montar en seguida 15.000 plazas”.

Marc Olivé plantea la posibilidad de usar remolques para instalar pisos colmena / HAIBU 4.0
Marc Olivé plantea la posibilidad de usar remolques para instalar pisos colmena / HAIBU 4.0

Todavía están estudiando cómo hacerlo y no tiene claro cuándo podrían empezar a instalarlos. Lo que sí es ya una realidad son los autos colmena. Para Olivé, “un proyecto para que la gente salga a reflote y tire para adelante” si no tiene para un piso. “Si pagas 60 euros al mes, con 600 tendrás para 10 meses. Y con 720 euros podrás pagar un año entero”, defiende sin esconder que sabe que traerá cola.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.