El sector del comercio, la restauración y los hoteleros, así como distintas entidades afectadas por el top manta, han puesto el grito en el cielo por la permisividad del gobierno de Ada Colau con la venta ambulante no autorizada. La brutal agresión a un turista norteamericano este miércoles en la plaza de Catalunya ha sido la gota que ha colmado el vaso. El hombre fue atacado por un grupo de manteros y recibió todo tipo de golpes. Uno de ellos le persiguió y le golpeó con un cinturón. El turista acabó sangrando e ingresado en el Hospital Clínic.

La Fundació Barcelona Comerç ha reclamado a las administraciones una "actuación urgente y efectiva" para acabar con la venta ilegal. En concreto al ejecutivo municipal, la asociación de comerciantes le ha exigido que haga cumplir las ordenanzas y normativas en materia de ocupación de la vía pública, venta ilegal, seguridad y civismo. "Queremos una solución contudente y definitiva a la ocupación ilegal y continuada de espacios públicos, aceras, estaciones de metro para la venta de productos falsificados y de dudoso origen", ha dicho Barcelona Comerç en un comunicado. La fundación ha condenado de forma rotunda la agresión al turista norteamericano.

"PREVISIBLE"

Al director general del Gremi de Hotels de Barcelona, Manel Casals, la agresión al turista norteamericano no le ha sorprendido. "Este hecho era previsible", ha valorado Casals. "Hacen falta soluciones urgentes para erradicar el top manta". Según el Gremi, el Ayuntamiento de Barcelona no está poniendo los medios necesarios para acabar con estas actividades. "Además de perjudicar gravemente al comercio local, proyectan una imagen muy negativa de Barcelona en el mundo. De una vez por todas, el consistorio tiene que actuar contra una actividad ilegal presente impunemente en numerosas áreas de la ciudad". Casals ha condenado la agresión al turista y ha valorado los hechos como "inadmisibles". 

Desde la Plataforma de Afectados por el Top Manta, Fermín Villar, que también es el presidente de Amics de la Rambla, ha lamentado que el descontrol en la calle provocado por la venta ilegal ha significado "la pérdida del espacio público por parte de la ciudadanía" en beneficio de los manteros. La plataforma, que representa a 40 entidades comerciales, vecinales y culturales, ha reclamado al Ayuntamiento que en el próximo pleno se persone contra el presunto agresor". Villar ha criticado la "impunidad" de los vendedores ambulantes y ha mostrado su rechazo a la agresión del miércoles. 

RESPONSABILIDAD DE LA ALCALDESA

El Gremi de Restauració de Barcelona, a través de su presidente Pere Chias, ha reclamado una convocatoria de urgencia del Consejo de Seguridad y Prevención de Barcelona y que Colau, como presidenta del consejo, interrumpa sus vacaciones y asuma la responsabilidad en primera persona. Chias ha reclamado a Colau "la adopción de medidas urgentes y contundentes que restablezcan el orden y la seguridad los principales recorridos turísticos de la ciudad".

Los restauradores creen que el Ayuntamiento se debe personar como acusación particular "para dejar claro que la Administración municipal condena y combate la violencia feroz y desbocada de los manteros", ha subrayado Chias. "La tirantez y la equidistancia intencionada de algunos dirigentes políticos han generado una situación de aparente impunidad, y ahora pagamos las consecuencias".

NO SON HECHOS AISLADOS

Según el Gremi de Restauració, la multiplicación de incidentes violentos (contra los cuerpos de seguridad, visitantes, clientes y entre los propios manterios), y el incremento de la agresividad que muestran los vendedores ambulantes "hacen que sea imposible hablar de hechos aislados". Para Chias, la última agresión tendría que obligar al Ayuntamiento "a hacer un giro radical en las políticas sobre el espacio público para detener este mismo verano la degradación que sufren los espacios más céntricos".

Las redadas podrían ser una solución para acabar con el Top Manta, pero por ahora el Ayuntamiento no ha hecho nada al respecto.