Los vecinos de Barcelona han aprovechado el calor que ha hecho este sábado, especialmente a partir del mediodía, para acercarse a las playas de la ciudad, echarse un baño y tomar el sol. Desde que la ciudad había entrado en la fase 2 de la desescalada, el mal tiempo y la lluvia había sido la protagonista. De ahí que, en términos generales, hubiese tantas ganas de acudir a la costa barcelonesa. 

Y es que las imágenes reflejan una idea muy clara: las playas de la Ciudad Condal estaban a rebosar esta tarde. Por este motivo, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido no permitir el acceso a las de Nova Icària y Bogatell por superar el 80% de su aforo. 

SATURADAS

Barcelona ha amanecido este primer día del fin de semana con unas pocas nubes, lo que ha provocado que durante casi toda la mañana la ocupación haya sido entre un 40 y un 60%. Pero, ya por la tarde, más ciudadanos han acudido a tomar el sol y disfrutar del agua, hasta el punto de alcanzar una afluencia entre un 60 y un 80% en todas las playas, salvo la del Fòrum, que se encuentra cerrada al baño por obras.

De esta manera, Bogatell y Nova Icària se han saturado. Por ello, la Guardia Urbana ha restringido el acceso en ambos espacios. Además, al mismo tiempo, por megafonía se alertaba de la situación y los equipos cívicos han redirigido a la gente a otras playas.

CONTROL POR CÁMARAS

Tal y como informó Metrópoli Abierta el pasado 4 de junio, el control de las distancias se está haciendo con cámaras, a través de un total de 18 videosensores cuya función es medir el aforo ocupado, de momento, solo en algunas playas muy concretas de la ciudad.

Así estaba la playa de Sant Sebastià este sábado por la mañana / EFE
Así estaba la playa de Sant Sebastià este sábado por la mañana / EFE

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.