Imagen de sujetos de estudio con altos grados de parecido pero sin parentesco / INSTITUTO JOSEP CARRERAS
Imagen de sujetos de estudio con altos grados de parecido pero sin parentesco / INSTITUTO JOSEP CARRERAS

Científicos de Barcelona explican por qué todos tenemos un doble

Investigadores de la capital catalana confirman la realidad del mito urbano y le encuentran una explicación científica, que podría traer muchos beneficios

Guardar
Periodista

La leyenda urbana del Doppelgänger, también conocida como gemelo malvado es más real de lo que parece. Es muy probable que un ser humanos tenga un doble en el mundo y, ahora, científicos de Barcelona pueden explicar por qué.

Investigadores del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras de Badalona, liderados por el catedrático de Genética de la Universidad de Barcelona y director del instituto, Manel Esteller, han descubierto la explicación biológica que ratifica que no es necesaria relación de parentesco para tener un doble.

No obstante, a diferencia de la leyenda urbana del Doppelgänger, que formó parte del folklore nórdico germánico y eslavo sobre todo tras la explosión del romanticismo literario, dicho gemelo no es necesariamente malvado ni implica un presagio de nuestra muerte. Es, sencillamente, una coincidencia genética.

El estudio confirma que las personas comparten características genéticas en los genes que conforman los rasgos faciales, algo que puede suceder aunque no haya relación de parentesco.

Manel Esteller ha explicado que "la aparición de 'dobles' de una persona, como si fueran fotocopias, ha sido motivo de atención en las artes y la cultura popular, pero nunca ha sido abordada desde el punto de vista científico", este hecho es el que motivó el acercamiento a la investigación por parte de los científicos.

"Nosotros lo que hemos hecho es recopilar material biológico de estos individuos extremadamente parecidos (también llamados 'look-alike' en inglés o 'doppelgänger' en alemán) para ver si encontrábamos una razón objetiva de su similitud", ha detallado.

El estudio, presentado en la revista científica Cell Reports, se valió de sujetos con un alto grado de parecido y los sometió a programas de reconocimiento facial para descubrir parejas de individuos que eran casi indistinguibles entre sí. Después, analizaron la secuencia de ADN (genoma), el perfil epigenético (mecanismos regulación del genoma) y la composición de microbios (microbioma) de los voluntarios.

Gracias a ello,descubrieron que los dobles humanos comparten variaciones similares de su ADN, particularmente en relación con genes involucrados en la formación de la boca, nariz, ojos, barbilla y frente. Según el director del estudio, las similitudes en las personas estudiadas van más allá del rostro porque han comprobado que "la semejanza de estas parejas de dobles no sólo se ceñía a las características faciales sino que, además de afectar a otras propiedades físicas (altura y peso), también se extendía a ciertos rasgos del carácter y comportamiento".

APLICACIONES CIENTÍFICAS

Los científicos que han llevado a cabo el estudio teorizan que estos resultados podrían ayudar en la identificación personas a partir del material genético, que sería de gran ayuda en medicina legal y forense.

Fachada del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras / INSTITUTO JOSEP CARRERAS
Fachada del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras / INSTITUTO JOSEP CARRERAS
 

Además, según Esteller, podría significar unn primer paso para abrir nuevas líneas de investigación en el futuro en varios campos y "proporciona las bases para que, a partir del análisis de la imagen y de la forma de la cara, se puedan diagnosticar enfermedades genéticas".

"También permitiría reconstruir la cara de una persona desconocida a partir sólo de una muestra de ADN, uno de los grandes retos de la medicina forense y la criminalística", ha concluido el investigador. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.