ARCHIVADO EN:

Escándalo en el cementerio de Montjuïc. Unas imágenes en las redes sociales muestran restos de huesos, previsiblemente humanos, abandonados en el camposanto, mezclados con arena y piedras. El hallazgo vuelve a poner sobre la mesa la falta de mantenimiento del recinto a pesar de los grandes beneficios que reporta a las arcas municipales.

La gestión de Cementiris de Barcelona (CBSA) en materia de mantenimiento ha estado bajo sospecha en varias ocasiones durante los últimos años. En septiembre de 2017, el derrumbe de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc revelaba el nivel de abandono que sufría el camposanto. Ahora, estas fotografías hacen evidente, una vez más, la falta de cuidado de la necrópolis barcelonesa.

RESTOS DE 400 CADÁVERES

Hace tres años, los restos de 400 cadáveres quedaron al descubierto después del hundimiento de 144 nichos. Entonces, la empresa municipal cometió, según fuentes de la investigación, varias irregularidades tras el hundimiento de las sepulturas cuando ignoró las grietas detectadas dos días antes, no avisó al forense ni a los bomberos tras el derrumbe y mezcló restos de cadáveres. Los responsables de CBSA también abrieron tumbas de fallecidos dos años antes del incidente, sin comunicación previa al juez ni a las familias. 

Trozos de huesos abandonados en Montjuïc / REDES SOCIALES
Trozos de huesos abandonados en Montjuïc / REDES SOCIALES

El de 2017 no era el primer hundimiento que sufría el cementerio. En 2005, hubo otro derrumbe, pero en esa ocasión los restos no quedaron al descubierto. En 2018, meses después del derrumbe, restos de nichos con cristales permanecían abandonados en el suelo. La Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, señaló, entonces, la falta de mantenimiento del camposanto, donde muchas de las construcciones funerarias presentaban un mal estado de conservación.

FALTA DE MANTENIMIENTO

El primer teniente de alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, reconocía en 2020 en una entrevista a Metrópoli Abierta el "problema endémico con el mantenimiento" del cementerio y admitía que el consistorio pudo haber invertido más en ese ámbito. El año pasado, el Ayuntamiento planificó una inversión de 20 millones de euros en las infraestructuras de los cementerios de la ciudad. 

La falta de mantenimiento en Montjuïc contrasta con los beneficios que recibe la empresa municipal, especialmente desde 2020, cuando Badia dobló el coste de conservación de las lápidas. Actualmente el coste anual sin IVA por cada nicho es de 27,80 euros, el doble que los 13,90 euros que costaba antes de la subida. Para las sepulturas que cuenten con más de un compartimento, el coste es de 58,72 euros.

TRASLADO DE RESTOS

El derrumbe de los nichos de 2017 provocó el traslado de restos mortales de 1.659 nichos situados en cuatro bloques. El Ayuntamiento contemplaba el derribo de los bloques al terminar la operación. 

Según un informe de la Síndica, Cementiris de Barcelona gastó 10,2 millones de euros en trabajos de mantenimiento en el Cementerio de Montjuïc, entre 2006 y 2016. En ese mismo periodo, la empresa municipal ingresó más de 21 millones de euros por las tasas de 152.774 sepulturas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.