Fin de las restricciones en la mayor parte de establecimientos y locales. Cataluña permitirá el 100 por 100% del aforo en bares y restaurantes. También los equipamientos culturales, como cinesteatros o auditorios, podrán operar de nuevo en su máxima capacidad. La medida la ha anunciado este martes por la tarde el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, por la evolución favorable de la pandemia.

DESDE EL VIERNES 15 DE OCTUBRE 

El relajamiento de la ocupación en estos negocios se aplicará a partir de este viernes, 15 de octubre, aunque el uso de la mascarilla seguirá siendo obligatorio en todos los espacios cerrados.

En bares y restaurantes tampoco será necesario mantener la distancia de seguridad, se levantará la limitación de 10 personas por mesa y la hostelería podrá recuperar el horario habitual. Desde el viernes, bares y restaurantes podrán funcionar en Barcelona hasta las 02.30 horas, de domingo a jueves, y hasta las 03.00 los fines de semana y vísperas de festivo.

MISMAS RESTRICCIONES PARA LAS DISCOTECAS

La relajación también llega a los eventos culturales y deportivos al aire libre (mientras que los equipamientos deportivos interiores seguirán funcionando al 80%), así como a universidades, equipamientos cívicos, ferias y congresos.

Sin embargo, en el caso de las discotecas, las restricciones son las mismas de la semana pasada, y para entrar será necesario disponer del pasaporte covid. Así, en los locales de ocio nocturno, la ocupación sigue restringida al 70% y solo podrán acceder a discotecas y salas de bailes aquellas personas con la pauta de vacunación completa o si disponen de una prueba diagnóstica negativa. Eso sí, los clientes deben llevar mascarilla en todo momento, salvo cuando estén consumiendo, incluso para bailar

Interior de una discoteca llena de gente / EFE
Interior de una discoteca llena de gente / EFE

"PASO DE GIGANTE"

Según Aragonès, "el viernes dejaremos atrás la mayoría de las restricciones y entraremos de pleno en una etapa de recuperación de actividades", ha subrayado. Para el presidente de la Generalitat se trata de "un paso de gigante" para alcanzar la normalidad. El líder de ERC ha advertido que la apertura no puede ser sinónimo de relajación total.

La decisión se ha tomado en un momento de la pandemia que arroja datos muy favorables en Cataluña, con menos de 100 ingresados en las UCI, una cifra que no se alcanzaba desde verano del año pasado. La Rt, el indicador que marca la progresión de la pandemia, ha caído hasta el 0,8 y el riesgo de rebrote hasta un 43.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.