La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto oficial
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto oficial

BComú se quita la careta: sí tenía webs pirata para atacar a sus enemigos

La Futura Channel, un proyecto impulsado por los comunes desde finales de 2021, genera confusión e informaciones interesadas

Guardar
Periodista
Actualizado: 29/06/2022 08:51 h.

Barcelona en Comú (BeC) se ha quitado la careta. Resulta que sí tenía cloacas y La Futura Channel, el portal descubierto por Metrópoli, era uno de esos canales. A través de ese instrumento, se filtraban informes tendenciosos, informaciones falseadas, rumores y datos incorrectos para contrarrestar las informaciones que podían afectar a la buena imagen de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Este medio descubrió que ese portal digital compartía un servidor en Francia y otro en San Francisco (Estados Unidos) con la propia BeC y se dedicaba a difundir información falseada o tendenciosa para sacar las castañas del fuego a los dirigentes morados. Pero la época clandestina se acabó: La Futura Channel ya es oficialmente una de las herramientas englobadas dentro de la red de intereses de los comunes, a partir de su control por parte de la nueva Fundación de BeC, la Fundació Sentit Comú. Esta nueva entidad está directamente ligada a los comunes. Incluso tiene como presidente honorario al ministro de Cultura, Joan Subirats, mentor de Ada Colau.

DOS NUEVAS HERRAMIENTAS

La presentación de la Fundación a mediados de este mes de junio, con la presencia del mismo Subirats, de la alcaldesa Ada Colau, de la líder parlamentaria de los comunes, Jessica Albiach, de la teniente de alcalde Janet Sanz y del diputado y miembro de la Mesa del Congreso Gerardo Pisarello, fue un acontecimiento social de primera magnitud de la izquierda barcelonesa.

En la presentación quedó bien claro los dos proyectos estrella que controlará la fundación que preside el propio Subirats: por un lado, la revista La Pública, “que quiere generar un espacio desde donde promover la reflexión y el debate y dar visibilidad a las expresiones artísticas y culturales”. Pero, por otro, fue la fiesta de presentación o de puesta de largo de otro proyecto que hasta ahora los comunes habían negado: La Futura Channel, “un proyecto colectivo para activistas de la comunicación, comunicadores y comunicadores sociales, desde donde crear contenidos alternativos y críticos”.

SE DESTAPA EL NEGOCIO

¿Y qué es La Futura Channel? Nada menos que el canal clandestino utilizado por los comunes para realizar labores de desinformación, difundir rumores y contrainformaciones tendenciosas sobre los enemigos de Colau y de los comunes. Es, en definitiva, el instrumento de la guerra sucia de BeC, destapado por Metrópoli. Hasta ahora, La Futura Channel, tal y como había desvelado este diario, operaba desde un servidor de Francia que coincidía con otro que servía al portal Spanish Revolution y a la propia BeC. A partir de ahora, es un apéndice más de Barcelona en Comú y su estructura empresarial.

Eloi Badia y Janet Sanz con la alcaldesa Ada Colau, en un acto de los comunes en Barcelona / CG
Eloi Badia y Janet Sanz con la alcaldesa Ada Colau, en un acto de los comunes en Barcelona / CG

Un pequeño vídeo revela que La Futura Channel es “un proyecto de la Fundación Sentit Comú”. En otras palabras, lo que antes negaban los comunes ahora lo admiten abiertamente: dicen que es un proyecto de la Fundación y que ésta es un espacio “impulsado por Barcelona en Comú y Catalunya en Comú desde finales del año 2021”. La realidad se revela meridianamente clara: La Futura no es un portal informativo neutral, sino un instrumento al servicio de los partidos citados. Se destapa, pues, el gran negocio de la izquierda posmoderna.

UN INFORME SOSPECHOSO

La presencia de Ada Colau en primera fila el día en que se presentaba la Fundación es la prueba evidente de que las cloacas de los comunes existían. Pero a partir de ahora, discurrirán por una riera abierta, con conexiones directas y públicas con los comunes. En realidad, la constatación de las vinculaciones de Barcelona en Comú con algunas webs sospechosas sirve para certificar que la información que discurría por algunos canales estaba contaminada y era partidista.

La Futura Channel, calificada como medio independiente por dirigentes de BeC hace tan solo unos meses, difundió un supuesto ‘informe’ para contrarrestar la propaganda negativa de la querella contra Ada Colau admitida por un juzgado de Barcelona. Lo preocupante es que la estructura de un partido apostase por el juego de la desinformación haciendo proselitismo de un informe más proselitista todavía.

El dossier fue elaborado por el ingeniero Moisès Subirana, miembro de Enginyers sense Fronteres (ESF) y de Aigua és Vida, dos de las plataformas también denunciadas en la querella citada anteriormente y excompañero de trabajo del teniente de alcalde Eloi Badia, otro de los demandados ante los juzgados. Si entonces la neutralidad de la información aportada por La Futura Channel se hizo añicos, con la aparición oficial del portal dentro de la nueva fundación de BeC, la conexión se ha convertido en asociación empresarial y blanqueo del medio. Los comunes y sus canales de desinformación son algo más que colegas. Son amigos para siempre.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.