El Govern construirá equipamientos penitenciarios en dos parcelas de 20.006 metros cuadrados y 6.500 metros cuadrados ubicadas en la Zona Franca de Barcelona que el Ayuntamiento de la ciudad cederá gratuitamente a la Generalitat.

Así consta en un acuerdo de gobierno suscrito entre el ejecutivo catalán y el consistorio barcelonés para autorizar la modificación de los plazos y condiciones establecidas en el convenio entre ambas administraciones para reordenar las cárceles en la capital catalana.

CENTRO PENITENCIARIO DE JÓVENES

En el marco del mismo, el Ayuntamiento otorgará a la Generalitat el derecho de uso sobre las fincas donde actualmente se encuentra el Centro Penitenciario de Jóvenes, situado en las calles Pare Manjón y Pare Pérez del Pulgar, en el distrito de Sant Andreu, hasta que se produzca el traslado efectivo a los nuevos equipamientos.

El anterior convenio, suscrito en 2017, es el que permite que el Govern construya las nuevas cárceles para reordenar la organización de la ciudad y concrete su compromiso de reparcelación y transmisión de suelos de la Trinitat Vella, donde está el centro de justicia juvenil, al Ayuntamiento.

75 MILLONES DE EUROS

El calendario más optimista es que las obras se puedan iniciar en 2021 y estar acabadas en 2025. El coste de los centros ascenderá a 75 millones de euros

El objetivo de concentrar las cárceles en la Zona Franca es que este tipo de espacios desaparezcan del centro de Barcelona. Ahora solo queda abierta la prisión de mujeres de Wad-Ras, aunque la intención es que las presas acaben siendo trasladadas al nuevo edificio cuando esté operativo. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.