El Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat reabrirá mañana sus puertas a un tercio de su capacidad, con fuertes medidas sanitarias y con dudas en algunos de los deportistas sobre la conveniencia de compartir los entrenamientos.

La instalación ya lo tenía todo preparado para abrir el viernes 8 de mayo, pero el Gobierno no vio pertinente que este tipo de centros se pusieran en funcionamiento en las áreas geográficas que aún se encontraban en la fase 0.

UN CENTENAR DE DEPORTISTAS

En total serán un centenar de deportistas los que se entrenarán a partir de mañana en el CAR, según EFE, en lugar de los 300 que un lunes cualquiera se entrenarían en sus instalaciones.

Los grupos más numerosos serán los acuáticos (waterpolo, artística y natación). El tiempo máximo por sesión de entrenamiento será de 2h:30 y la instalación funcionará bajo mínimos, sin servicio de residencia ni de comedor ni de vestuarios.

SIN TEST

El servicio médico del CAR realizará una revisión médica inicial al deportista, que previamente habrá respondido a un cuestionario sintomatológico. Dependiendo de la sintomatología, entonces se llevará a cabo el test del coronavirus o no. Pero no se harán tests para todo el mundo. Cada vez que los deportistas y los entrenadores lleguen al CAR se les hará un control de temperatura.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.