ARCHIVADO EN:

El CAP médico que presta atención a los residentes en la zona zona norte del Raval ha empezado a perder algunas de sus especialidades. Los responsables de CatSalut, administración encargada de gestionar el centro, han decidido unificar ciertos servicios en otros centros asistenciales del barrio. La fuga de médicos del CAP Raval Nord se produce tras su pelea con el Macba, articulada por la alcaldesa Ada Colau para tapar sus fracasos en el barrio, muy castigado por la inseguridad.

Los responsables de CatSalut han optado por concentrar determinados especialidades en un solo centro del barrio, en teoría para mejorar la atención a los usuarios, pese al malestar de muchos vecinos del Raval.

AVISOS DEL TRASLADO

Los usuarios de algunas de las especialidades que hasta ahora se venían ofreciendo en el CAP Lluis Sayé, situado al lado de la plaza Terenci Moix, ya han recibido la notificación de que la atención la recibirán a partir de su próxima cita en otro centro médico.

Unos de los primeros en ser advertidos de este traslado de sus médicos de referencia han sido los pacientes de pediatría. Desde hace unos días, los usuarios que acuden a ese servicio ya han recibido la comunicación de que a partir de su próxima cita deberán dirigirse al centro de Drassanes. Es allí donde se concentran todos los servicios de atención pediátrica del barrio y es en ese centro en el que los menores serán atendidos por los especialistas.

OTRAS ESPECIALIDADES

También se ha puesto en marcha el traslado de otras especialidades, según han confirmado algunos de los usuarios del centro.

Pacientes de oftalmología han recibido la comunicación de que sus próximas citas se llevarán a cabo en el centro médico de Drassanes. Este centro concentrará la atención de determinadas especialidades en detrimento del centro de Raval Nord.

El servicio de medicina general permanecerá en su ubicación actual, aunque la reorganización de los servicios médicos en el distrito parece estar pendiente de la construcción del nuevo CAP del Raval Nord.

DESCARTAN LA MISERICÒRDIA

En el pasado reciente, el CAP del Raval Nord se ha visto envuelto en una intensa polémica por su futuro emplazamiento. Aunque los vecinos han defendido que debe ser instalado en el espacio que ocupa la capilla de la Misericòrdia, el CatSalut ha descartado este emplazamiento y ha apostado por el conocido como Cubo anexo al Macba.

Los vecinos de la zona ocuparon en su día la capella de la Misericòrdia para exigir que fuera este recinto el que acogiera las instalaciones del nuevo CAP de la zona para sustituir las anticuadas instalaciones del actual CAP.

LOS NARCOPISOS

Sin embargo, pese a la presión de los vecinos, finalmente no hubo acuerdo político. La alcaldesa Ada Colau se vio obligada a retirar la propuesta de poner fin a la concesión de la capilla de la Misericòrdia al Macba, requisito indispensable para que se pudieran construir allí el nuevo CAP.

Colau gesticuló con la ubicación del CAP Raval para tapar sus fracasos en Ciutat Vella, el distrito más castigado por la proliferación de narcopisos.