ARCHIVADO EN:

El coronavirus ha azotado con fuerza en Barcelona y, en especial, en las residencias de ancianos. A raíz de la pandemia se han podido destapar problemas que ya tenían los centros barceloneses como la falta de personal y la escasa preparación ante una crisis sanitaria.

Para más inri, el miércoles se conoció en el pleno temático que la ratio en dichas instalaciones es de un cuidador por cada 30 personas mayores. “Nuestros ancianos han sido los más golpeados por esta crisis, por eso necesitamos actualizar las ratios de personal en los centros, manifestó la diputada de Ciudadanos (Cs), Elisabeth Valencia, quien recordó que “fue Cs quien pidió que se retomaran los trabajos de esta comisión”.

CAMBIO EN EL SECTOR

Según relata Crónica Global, la miembro del partido naranja mencionó el caso de la Residencia Falguera de Sant Feliu de Llobregat, donde la dirección distribuyó equipos de tres personas para atender a grupos de entre 25 y 30 personas mayores.

La diputada insistió en que “el sector necesita un cambio profundo, estructural, una remodelación del modelo de atención. Se sabía que las residencias tenían problemas, la situación ya era crítica pero, por desgracia, esta pandemia lo ha visibilizado y ahora todo el mundo ya es consciente”.

Desde el punto de vista de Elisabeth Valencia, “la prioridad debe ser proteger, atender y asistir a las personas mayores, no pueden volver a ser tratados como ciudadanos de segunda”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.