205 personas sintecho pernoctaron ayer en el macrocampamento militar de la Fira de Barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona ha informado este jueves que otras diez accedieron al recinto, que tiene una capacidad de 225 personas, y que luego decidieron irse. 

El consistorio ha afirmado en un comunicado que "el dispositivo ha funcionado correctamente" y ha añadido que sigue trabajando "para poder ampliar la cifra de plazas para personas vulnerables todavía más".

REFUGIO PARA PREVENIR CONTAGIOS DE CORONAVIRUS

El gobierno municipal ha detallado también la ocupación de los otros tres centros que dan cobijo adicional (hasta 385 plazas más con relación a lo habitual) a las personas sin hogar durante esta crisis del Covid-19.

En el centro Pere Calafell durmieron ayer 51 personas, siendo su capacidad máxima de 58; en Dos de Maig pasaron la noche 28 mujeres (sobre un total de 72 plazas), dado que el espacio de la Fira es solo para hombres; y en el dispositivo de Sant Joan de Déu para personas vulnerables con coronavirus o que deben estar aisladas por prevención solo pernoctó una persona, restando 29 plazas libres.