ARCHIVADO EN:

Los conductores de los camiones de la basura de Barcelona son uno de los colectivos de vehículos de servicios municipales o de empresas vinculadas al Ayuntamiento de Barcelona más multados por la Guardia Urbana. Así lo corroboran distintas fuentes de la policía local barcelonesa a Metrópoli Abierta, aunque no se facilitan datos del número de sanciones. Esta versión contrasta con la que ofrece la sección sindical de limpieza de CGT en el Ayuntamiento, que niega que estos conductores sean sancionados de manera habitual. 

Una de las fuentes de la Guardia Urbana explica que hace unos seis años uno de los camiones de BCNeta casi se llevó por delante a un coche patrulla, aunque el policía salió ileso. El conductor fue sancionado y le fueron retirados cuatro puntos del carné de conducir. Estos hechos tuvieron lugar en el distrito de Sants-Montjuïc y fueron el detonante para controlar todavía más la circulación de los camiones de la basura de gran tamaño, al menos para un grupo de guardias urbanos. Recientemente, uno de estos camiones se ha visto implicado en el accidente con un ciclista, que hacia de repartidor de Glovo sin estar registrado como tal en la empresa, en el que éste falleció.

SEMÁFOROS EN ROJO

La mayoría de las infracciones que hacen algunos de los conductores de los camiones de basura son saltarse semáforos en rojo o en ámbar. Muchos de estas personas trabajan de noche y, en ocasiones, circulan a gran velocidad por las calles de Barcelona, afirman fuentes policiales. Si el semáforo está en ámbar, el conductor debe intentar frenar a menos que haya un riesgo real de causar un accidente. Así lo dice la normativa. Este tipo de falta comporta en la ciudad una multa de 90 euros, mientras que saltarse un semáforo en rojo supone una sanción de 200 euros, en ambos casos sin el descuento. Si el policía interpreta que la infracción implicaba peligro, al conductor se le sacan cuatro puntos del carné.

Metrópoli Abierta se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Barcelona para conocer el número de sanciones que los camiones de la basura han recibido, por ejemplo, en el último año. Sin embargo, las fuentes municipales consultadas aseguran que estos datos no quedan registrados porque las multas se ponen a los conductores de los vehículos y no a las empresas. Solo en el caso de que el chófer no pueda ser parado, la sanción se envía al titular de la matrícula, confirman los agentes de la Guardia Urbana.

Desde el sindicato CGT del Ayuntamiento se niega que reciban excesivas multas. Las fuentes consultadas también rechazan que estos conductores circulen a excesiva velocidad o se salten semáforos, y afirman que se trata de profesionales con mucha experiencia que tienen que pasar una oposiciones dentro de la empresa para conducir un camión de gran tonelada. Además, la CGT duda que estas personas se jueguen un sueldo, que está por encima de los trabajadores de a pie, cometiendo infracciones. 

CARRERAS O CAMBIOS INJUSTIFICADOS DE CARRILES

Otra fuente policial sitúa como uno de los puntos negros el entorno de la plaza de Cerdà, donde en ocasiones este tipo de camiones circulan a gran velocidad y se ha llegado a dar algún caso de carreras o de cambios injustificados carriles, apunta un agente de la Guardia Urbana. Los problemas, añaden las fuentes, no son con los vehículos pequeños sino los camiones de gran tonelaje. Un exalto cargo municipal recuerda que este trabajo consiste en cubrir un determinado recorrido y si éste se hace en menor tiempo, la jornada laboral de estos empleados puede acabar antes. Esta persona también discrepa que el problema sea tan grave como subrayan los policías. Desde CGT también se niega que se lleven a cabo este tipo de prácticas.

Metrópoli Abierta ha hablado con un conductor de FGC con años de experiencia de la empresa. El chófer asegura que a él le constan que se pone son "puntuales" y generalmente por temas menores, como llevar alguna luz fundida, estacionar mal el camión o no llevar el cinturón. Niega que los vehículos circulen a velocidad excesiva por la ciudad. "Detrás del camión llevamos operarios y vamos parando junto a los contenedores". El conductor sí que reconoce que estos camiones pasan por los túneles de la plaza de Cerdà de manera habitual -las cuatro empresas que operan en la ciudad tienen sedes en la Zona Franca-, aunque dice desconocer que se hayan producido carreras u otras infracciones importantes".

Un bus artículado de TMB / TMB>
Un bus de TMB / TMB

Otro de los colectivos que también reciben sanciones por parte de la Guardia Urbana son los conductores de bus de TMB. Este medio ha sido testigo en los últimos días de dos infracciones por parte de empleados de la empresa pública que se han pasado dos pasos de cebra con el semáforo en verde para los peatones sin que hicieran el más mínimo gesto de frenar. Uno de estos vehículos era el V22, y el incidente tuvo lugar junto a la antigua Fàbrica Damm de la calle de Rosselló, y el otro el 54, que un poco más y atropella a dos personas en París con Muntaner. 

ITV CADUCADA

Según las fuentes de la Guardia Urbana consultadas, algunas de las sanciones a los trabajadores de TMB están relacionados también con pasarse semáforos en rojo o en ámbar. Hace unos años, estos vehículos presentaban otro problema y es que circulaban a veces sin tener al día la ITV -algo que también le ha pasado a la Guardia Urbana- o alguno de los papeles en regla. En ocasiones, los policías descubrían estas infracciones tras algún accidente. Ahora, este problema ya se ha solucionado.

TMB no había facilitado al cierre de esta edición el número de sanciones impuestas por la policía. Fuentes de TMB discrepan que los conductores estén recibiendo muchas sanciones por saltarse semáforos u otras infracciones. Recuerdan que, en ocasiones, los conductores pasan en ámbar semáforos porque parte del pasaje va de pie y frenar de golpe supondría un riesgo para estas personas.

Las mismas fuentes concretan que la mayoría de multas que se han producido en los últimos tiempos ha sido por circular por las rondas con vehículos articulados, de más de 12 metros, algo que estaba prohibido. Desde del departamento de prensa de TMB se asegura que este tema ya está resuelto y los buses ya pueden ir por las rondas para entrar y salir de las cocheras y evitar así tener que pasar por el centro de la ciudad. En estos casos, la empresa suele pagar las sanciones. En el caso de una infracción por exceso de velocidad o por saltarse un semáforo, la multa la paga el conductor.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.