El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, ha asegurado que estudian denunciar a las empresas que hayan trasladado su sede social fuera de Cataluña de forma "irregular". Muchas de estas compañías tenían la sede en Barcelona y abandonaron la ciudad condal después del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. 

Canadell se ha referido así a las empresas que, en otoño de 2017, desplazaron su sede social -en algunos casos sin trasladar la sede operativa- fuera de Cataluña como consecuencia de la situación política. Caixabank, Banco Sabadell y Naturgy son algunas de las principales organizaciones que decidieron abandonar Cataluña.

EMPRESAS SIN ESTRUCTURA

En una entrevista en el periódico Ara, Canadell ha remarcado que "no se puede tener la sede en un lugar si no tienes un mínimo de estructura, y esto está pasando", y ha añadido: "Lo hemos pensado, pero de momento no hemos hecho nada. No descarto nada, pero también estamos pendientes de ver qué hacen algunas empresas, porque sabemos que las hay que se plantean volver".

El presidente de la Cambra ha afirmado, asimismo, que no descarta dar el salto a la política, cuando se "clarifique el panorama", aunque solo si es para ejercer un cargo de "acción", como podría ser al frente de una conselleria.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.