Los buses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) pasan tarde la ITV. El sindicato CGT denuncia que este lunes nueve vehículos de la compañía se han incorporado tarde al servicio porque han tenido que ir a pasar la ITV de manera urgente. CGT asegura que el caso, que ha sucedido en la cochera de la Zona Franca, ha sido debido a una falta de previsión por parte de la dirección porque se sabe en qué momento cada bus tiene la revisión. 

Las fuentes sindicales consultadas subrayan que, en el momento de salir de la cochera, los conductores han sido desviados hacia las instalaciones de la ITV. Eso significa que los buses, de los que no se han concretado las líneas, se han incorporado como mínimo unas tres horas más tarde al servicio. "Seguramente, en algunas paradas, los ciudadanos han tenido que esperar más tiempo del previsto", apuntan desde CGT.

CULPA DE LA ITV

La oficina de prensa de TMB ha reconocido el problema y ha asegurado que de los autobuses que tenían que pasar la revisión el sábado, como se había acordado con los responsables de la ITV, nueve no la pasaron aquel día. Este hecho ha provocado que estos vehículos no pudieran estar disponibles para el servicio ordinario. Según la oficina de prensa, un problema informático fue la causa alegada por la ITV para que no se pasaran las inspecciones el sábado.

La falta de vehículos con problemas con la ITV no son exclusivos de TMB. El pasado mes de mayo, este medio desveló que una furgoneta de la Guardia Urbana no pasó el mes de marzo la revisión obligatoria y dos meses después el vehículo seguía sin haber superado la ITV.​ El secretario de Organización de CSIF y guardia urbano, Eugenio Zambrano puso el grito en el cielo y consideraba "intolerable" que los agentes corrijan y sancionen infracciones de ITV a los ciudadanos y ellos tengan que salir a patrullar con vehículos que no la han pasado por "dejadez" del gobierno. 

FALTA DE PERSONAL

Éste no ha sido el único incidente que ha tenido lugar en la cochera de la Zona Franca. Según el mismo sindicato, otro bus no ha podido salir por la falta de un conductor. Según CGT, no es nada habitual que haya vehículos sin pasar la ITV. Sin embargo, el sindicato asegura que en las distintas cocheras de la ciudad sí que suelen darse casos de vehículos que no pueden salir por la falta de personal.

Actualmente, en la plantilla de TMB hay unos 3.000 conductores, subrayan fuentes sindicales. La empresa tiene previsto incorporar a lo largo de este año unos 350 nuevos chóferes. "Si no se produce un aumento del servicio, con esta cifra sería suficiente para cubrir la demanda", concretan desde CGT.

Otras fuentes de la empresa consultadas por este medio aseguran que en la cochera de la Zona Franca suele haber más problemas de material que de personal y que la falta de trabajadores se concentra en la cochera de Horta. Las mismas fuentes indican que no es fácil cuadrar las salidas en una plantilla con un absentismo laboral del 14%.