ARCHIVADO EN:

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha celebrado que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, haya decidido ponerse las pilas en materia de seguridad. A pesar de que la edil haya preferido lavarse las manos y echar la culpa de los robos al Tribunal Supremo, ha asegurado que hace falta aplicar medidas para poner coto a los robos en la ciudad. 

En declaraciones a los medios durante el acto central de la campaña 'Mulla't per l'Esclerosi Múltiple' organizada por la Fundación Esclerosis Múltiple este domingo, Buch ha asegurado dar la bienvenida a la alcaldesa: "Le doy la bienvenida. Bienvenida a ver que la justicia tiene que acompañar la actividad policial".

ANTES NO Y AHORA SI

Buch ha mantenido que "durante la campaña electoral y la precampaña" la actual alcaldesa no afrontó el reto de hacer frente a los episodios delictivos de Barcelona, según él. Para Colau las cosas son distintas, en una entrevista a La Vanguardia, ha asegurado que quiere que haya “continuidad y refuerzo tras la buena política realizada estos cuatro años”, y ha echado la culpa a otras administraciones de la inseguridad de Barcelona.