El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha afirmado que el grupo criminal que los Mossos d'Esquadra han desarticulado este jueves​ actuaba con una "violencia extrema". 

Buch lo ha dicho en declaraciones a la prensa y ha explicado que en el dispositivo han actuado unos 500 agentes, se han realizado 30 entradas en seis municipios de Cataluña y detenido a 26 personas, en lo que era una banda delincuencial "vestida dentro de un clan familiar".

ARMAS, DROGAS Y DINERO NEGRO

Ha precisado que en los múltiples registros se han encontrado armas cortas y largas, plantaciones de marihuana y dinero, y ha explicado que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario.

"Quiero mostrar la satisfacción y un agradecimiento por toda la investigación previa y todo el trabajo previo para poder desmantelar este grupo delincuencial", ha añadido el conseller, que ha añadido que espera que el operativo sirva para bajar los altos niveles de delincuencia que se producen en Cataluña.

EN EL BARRIO DE LA MINA

El dispositivo ha empezado a las 5.30 horas y ha sido comandado por el Área Central de Delitos contra el Patrimonio de la División de Investigación Criminal (DIC) del Cuerpo, y el Juzgado de Instrucción 4 de Barcelona (Barcelona) ha dirigido 29 de las entradas y registros.

Se han hecho registros en municipios de los partidos judiciales de Barcelona, Santa Coloma de Farners, Terrassa, Sabadell y Arenys de Mar (Barcelona), y en el marco de la operación la policía también ha realizado registros en el problemático barrio de La Mina de Sant Adrià del Besòs (Barcelona).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.