Jóvenes entre los coches haciendo botellón / ÁNGELA VÁZQUEZ
Jóvenes entre los coches haciendo botellón / ÁNGELA VÁZQUEZ

El 'botellódromo' de Badalona: impunidad para los menores de Can Ribó

Además de los botellones, en la zona de ocio nocturno también se suceden finde tras finde robos y agresiones

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

Ninguna consecuencia para los jóvenes que practican botellón los fines de semana en Badalona. La impunidad se extiende entre los grupos de menores que acuden a la zona de ocio, especialmente los viernes por la noche. 

El polígono de Can Ribó, donde se ubican algunas discotecas conocidas como Titus Carpa o Sarau 08911, se ha convertido en los últimos meses en una suerte de "free pass" para los grupos de asistentes a los clubes nocturnos del municipio. "Solo acude una patrulla y es desde hace dos semanas para acompañar al autobús", explican fuentes policiales a Metrópoli, que denuncian la "dejadez" con la que el Ayuntamiento trata la problemática.

Jóvenes haciendo botellón entre los coches / ÁNGELA VÁZQUEZ
Jóvenes haciendo botellón entre los coches / ÁNGELA VÁZQUEZ

PROTECCIÓN POLICIAL PARA EL BUS NOCTURNO

A lo que se refieren estos agentes es al nuevo operativo policial instaurado hace tan solo un mes para proteger a los pasajeros y a los conductores del autobús nocturno. Una medida implantada por el consistorio a demanda de la compañía Tusgsal por el elevado número de altercados entre la 01:00 y las 06:00 horas en el polígono.

Puñetazos, amenazas con cuchillos, destrozo del mobiliario urbano (marquesinas) o incivismo son algunos de los episodios que los usuarios de la línea de transporte público narran. Sin embargo, las mismas fuentes de la Guardia Urbana aseguran a este medio que el dispositivo solamente tuvo lugar el mismo día que se instauró, cuando "la prensa vino a grabar" y se ha retomado recientemente, "hace dos semanas". 

Una patrulla de la policía local de Badalona controla un bus nocturno en la zona de ocio / AYUNTAMIENTO DE BADALONA
Una patrulla de la policía local de Badalona controla un bus nocturno en la zona de ocio / AYUNTAMIENTO DE BADALONA

BOTELLONES SIN CONTROL

Una única patrulla policial se encarga de vigilar no solo Can Ribó, sino también las zonas de alrededor. Los botellones masivos se dan, además, en el polígono de Les Guixeres y en diferentes plazas de la zona del centro, Casagemes y Canyadó. Los jóvenes utilizan los maleteros de los vehículos para organizarse y reunirse a las afueras de las discotecas, con la música a todo volumen.

Lejos de las sanciones por consumo de alcohol en la vía pública, los grupos alargan horas y horas el botellón antes de acceder al club, sin apenas actuaciones por parte del cuerpo de policía local.

Restos de botellón en el polígono de la zona de ocio nocturno / ÁNGELA VÁZQUEZ
Restos de botellón en el polígono de la zona de ocio nocturno / ÁNGELA VÁZQUEZ

ROBOS 

A los conflictos mencionados, se suman los hurtos. Jóvenes, normalmente magrebíes, que actúan en grupos organizados y tienen como objetivo desplumar a los menores asistentes a las discotecas.

Su modus operandi es simple: consiste en aprovechar el ambiente festivo para infiltrarse entre las víctimas y robarles los teléfonos móviles o los bolsos. Este medio también ha podido saber que, a veces, los delincuentes dan un paso más allá: además de robar, agreden a chicos y a chicas para cometer el delito.

Jóvenes a las afueras de las discotecas en Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ
Jóvenes a las afueras de las discotecas en Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ

CARRERAS ILEGALES

Además de los botellones y los robos, en la zona de ocio nocturno de Badalona también se puede asistir a las carreras ilegales de coches. Un secreto a voces del que varios vecinos del municipio han informado y del que los Mossos d'Esquadra tienen constancia. Metrópoli lo ha podido confirmar.

En el polígono de Les Guixeres la imagen se repite: decenas de jóvenes se amontonan en los vehículos, bebiendo alcohol. De fondo, el ruido de neumáticos quemando asfalto. El camino incluso se encuentra señalizado por las marcas de las ruedas. Unas carreras que se repite cada fin de semana impunemente.

Marcas de neumáticos en el asfalto en Les Guixeres de Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ
Marcas de neumáticos en el asfalto en Les Guixeres de Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ

QUEJAS DEL SECTOR DEL OCIO 

En la última sesión plenaria del Ayuntamiento de Badalona, este martes 31 de junio, Gloria Cabrera, de la Federació Catalana de Locals d'Oci Nocturn (FECALON), expuso ante el alcalde Rubén Guijarro su preocupación por el poco apoyo a los locales de ocio nocturno: "Ahora han sido las Festes de Maig y no se nos ha pedido colaborar en ningún acto ni se ha organizado nada. Llevamos cerrados dos años", denunciaba Cabrera durante su intervención.

Ningún miembro del gobierno municipal ni de la oposición se pronunció en el pleno sobre la falta de efectivos en la Guardia Urbana, que provoca este clima de inseguridad en la zona de ocio del municipio.

Sesión del pleno del 31 de mayo del Ayuntamiento de Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ
Sesión del pleno del 31 de mayo del Ayuntamiento de Badalona / ÁNGELA VÁZQUEZ

AYUDAS AL SECTOR

El consistorio aprobó el mismo martes las bases que regulan la concesión de las subvenciones para las empresas del sector del ocio nocturno, entre otras. Se entiendes, a los efectos de las bases, establecimientos como discotecas, salas de baile, salas de fiesta con espectáculo, bares musicales y karaokes.

La cuantía de la ayuda consistirá en una aportación máxima de 50.000 euros siempre que se cumplan los requisitos estipulados. La subvención se aportará en dos fases.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.