ARCHIVADO EN:

El grupo progresista 'Uno de los nuestros' ha colocado este sábado en el Parc de la Ciutadella de Barcelona (donde agredieron a una mujer presuntamente por quitar lazos amarillos) y en la puerta principal del Centre de Cultura i Memòria del Born lazos de distintos colores, vetando el naranja, el amarillo y el rojo. El objetivo ha sido el de reivindicar los problemas que consideran "olvidados" que hay en Catalunya, como la sanidad, la inmigración, la violencia de género y el medio ambiente, entre otros.

El presidente de 'Uno de los nuestros', Joan Estrada, ha explicado que el movimiento de los lazos amarillos es una "retroalimentación del españolismo más rancio con el independentismo" y que, a su juicio, lo único que hace es esconder otros problemas importantes.

Estrada ha añadido que no están de acuerdo en utilizar el mobiliario urbano pero que "al haberse hecho ya" había que aprovecharlo para hacer una actuación que abriera una tercera vía de izquierdas alejada de los dos polos confrontados.

LAZOS QUE SIRVEN PARA RECOGER EXCREMENTOS

Estrada ha aclarado que esta actuación es una "acción puntual" y que, por parte de 'Uno de los nuestros', no tendrá continuidad ni van a crear ninguna plataforma.

También ha explicado que el grupo está muy concienciado con el medio ambiente y con los animales. Por este motivo, todos los lazos que han colocado han sido bolsas de basura para los excrementos de animales para que los dueños puedan cogerlos mientras paseen a sus mascotas por la Ciutadella.