ARCHIVADO EN:

El desalojo del a plaza Universitat ya está avivando las primeras reacciones. El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha señalado este miércoles la operación "bien planificada y rápida" de la Guardia Urbana durante el proceso. Una operativo con el que la alcaldesa Ada Colau no estaba conforme.

"Felicidades por el trabajo bien hecho, y por hacer una operación bien planificada y rápida, empezando por el jefe del cuerpo Emilio Vázquez, y a todos los comandantes y agentes", ha dicho Batlle en la Comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación, Seguridad y Prevención.

CUATRO UNIDADES DE LA GUARDIA URBANA

Batlle ha recalcado que no solo les felicita por cómo han ejecutado el desalojo, también por el trabajo que han realizado las últimas semanas en la ciudad. Es por que también ha apuntado que el viernes se presentará en la comisaría de la Zona Franca a felicitar personalmente a todo el equipo que ha intervenido.

El teniente alcalde también ha aprovechado la ocasión para ofrecer algunos detalles de la operación. Ha comentado que han participado cuatro unidades de la Guardia Urbana, entre las cuales figuran unidades de refuerzo, emergencias y proximidad, apoyo policial de noche y la unidad nocturna 1 y 2. En total se ha contado con 150 personas, entre agentes y comandos.

PAPEL DE LOS MOSSOS D'ESQUADRA

Durante la operación, agentes de los Mossos d’Esquadra han regulado el tráfico de la zona, han ejecutado tareas de protección y se han mantenido en el perímetro de la plaza. Por su parte, los agentes de la Guardia Urbana han establecido un cordón policial para impedir que los desalojados pudieran acceder de nuevo a la plaza.

La Guardia Urbana ha empezado a desalojar a las 80 personas que aún quedaban en la acampada de la plaza Universitat sobre las 1.00 horas. Han situado a los manifestantes en un cordón policial en la esquina de la calle Pelayo con Ronda Universitat.

DOS DETENCIONES

Mientras que algunos de los acampados han abandonado la plaza, unos 40 se han trasladado a plaza Catalunya para realizar una asamblea. Ha sido a este grupo al que se ha impedido protagonizar una nueva ocupación.

Durante el procedimiento, que ha terminado sobre las 3.30 horas, se han producido dos detenciones. Una de ellas ha sido por desobediencia y otra por desobediencia y agresión a un agente.

Los servicios de limpieza municipales también han tenido su papel esta noche. 84 operarios y 35 vehículos han retirado un total de 26 toneladas de todo tipo de material que se ha trasladado al almacén municipal para que lo puedan recoger durante los próximos días.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.