El teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención del Ayuntamiento de Barcelona Albert Batlle ha reconocido que la pasada madrugada se han producido en Barcelona importantes concentraciones de gente por botellónGuardia Urbana y Mossos han desalojado a más de 7.000 personas de distintos espacios públicos de la ciudad, principalmente las playas.

El responsable municipal ha hecho un llamamiento a que los ciudadanos y turistas eviten las concentraciones masivas, que se usen las mascarillas y que se respeten los aforos de bares y restaurantes, así como los horarios de cierre de estos establecimientos "de forma escrupulosa", dado que "la pandemia sigue presente y no podemos dar pasos atrás".

SIN INCIDENTES REMARCABLES

"Hemos tenido una noche de mucha gente, es verdad, pero también una noche de mucha tranquilidad", sin incidentes, ha asegurado Batlle, que ha felicitado a los agentes de la Guardia Urbana y los Mossos de Esquadra porque han actuado "con serenidad". Batlle ha asegurado que se han producido muy pocos incidentes.

La intención de los cuerpos policiales es intentar no multar, pero eso no ha evitado que se hayan producido las primeras multas por lo que Batlle ha definido como "actitudes abusivas" por parte de algunas personas durante las agrlomeraciones y botellones.

EN EL BORN, 500 PERSONAS

Además de las playas, otros lugares en los que la policía local y los Mossos han tenido que actuar han sido el paseo de Lluís Companys (junto al Arc de Triomf), el parque de les Tres Xemenies, la plaza del MACBA en el Raval y en el Born, donde la policía tuvo que desalojar a más de 500 personas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.