El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle / EUROPA PRESS
El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle / EUROPA PRESS

Un grupo de 500 vándalos provocaron los altercados de la Mercè

El consistorio barcelonés insiste en desvincular uno de los apuñalamientos con las fiestas de la Mercè

Guardar
Periodista

El Ayuntamiento de Barcelona atribuye a un grupo de 500 personas los altercados de la pasa noche en los alrededores de la plaza de Espanya en el marco de las fiestas de la Mercè. El teniente de alcalde de Seguridad del consistorio barcelonés, Albert Batlle, ha apuntado que fue un grupo conformado por medio millar de personas que "se enfrentaron con los grupos de limpieza" las que cargaron contra la policía, dañaron el mobiliario urbano y vehículos privados, incendiaron 100 motos y saquearon un comercio.

Batlle también ha insistido en desvincular los altercados producidos durante las fiestas de la Mercè a altas horas de la madrugada de los casos de apuñalamiento. También lo ha afirmado así la alcaldesa, Ada Colau. Además, piden desvincular por completo de las fiestas patronales uno de los dos apuñalamientos por, según dicen, ser por una discusión entre personas sintecho.

Batlle ha detallado que el aviso de la fatal herida recibida por un joven de 25 años en la avenida de Paral·lel  se recibió una hora antes de que comenzaran los altercados con la policía cuando esta última procedió al desalojo de la plaza de Espanya. Ambos han lamentado el trágico suceso. 

Debido al margen de hora, han insistido en marcar distancias en la posible relación entre los sucesos, si bien resulta innegable que apuñalamientos, heridos, disturbios y altercados se enmarcan dentro de una segunda noche de la Mercè que nada tiene que ver con el desarrollo de la primera jornada, en la que el suceso más grave fueron las aglomeraciones en la avenida de Maria Cristina durante el concierto de La Oreja de Van Gogh.

Desde el consistorio sí han desvinculado por completo el segundo caso de apuñalamiento, producido en una calle aledaña a la playa de Bogatell, con el transcurso de las fiestas patronales. En concreto, Batlle ha atribuido el hecho a una pelea entre personas sin hogar. Se trata, en sus palabras, de "un incidente que forma parte de la actividad ordinaria" de los cuerpos de seguridad en la ciudad.

LA FIESTA CONTINÚA

El teniente de alcalde de Cultura, Jordi Martí, ha asegurado que la programación cultural y musical "se ha desarrollado con absoluta normalidad". También ha animado a los barceloneses a seguir asistiendo a los actos y eventos. Tras condenar los actos vandálicos y el asesinato de un joven, ha aseverado: "Pese a estas noticias, La Mercè funciona. Hago un llamamiento a salir. La fiesta continúa".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.