ARCHIVADO EN:

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha reconocido este miércoles que la capital catalana sufre una "crisis de seguridad". Por eso, ha asegurado que desde el consistorio prevén medidas para revertirla, ya que no quieren que sea "crónica" ni creen que sea "irreversible", según ha explicado.

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Batlle ha apostado por hacer un análisis "sereno y responsable" de la situación actual en la ciudad, tras unos días donde no han dejado de sucederse apuñalamientos en distintos puntos de la capital catalana.

De la misma manera ha recordado que tanto el cuerpo de los Mossos d'Esquadra como el de la Guardia Urbana prevén aumentar el número de agentes de servicio en Barcelona: "Vamos a tener correctamente dimensionadas las fuerzas de seguridad", ha garantizado.

En la misma línea, el teniente de Seguridad ha destacado que el aumento de hechos delictivos tienen como "contrapunto" una actuación policial rápida que permite su resolución, recordando que en la mayoría de los casos se ha identificado a los autores y han sido detenidos.

SEGURA EN DELITOS GRAVES

Batlle ha defendido que "Barcelona es una ciudad segura por lo que hace referencia a los delitos graves", pero ha admitido que sí tiene un problema con otra tipología de delitos, como los hurtos.

En lo que va de año, la capital catalana ya ha sido escenario de 13 crímenes mortales, una cifra que iguala la totalidad de los sucedidos durante el pasado año.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.