ARCHIVADO EN:

Hive, la empresa de alquiler de patinetes eléctricos perteneciente al grupo Free Now que a su vez forma parte del conglomerado de movilidad formado por Daimler y BMW, ha escogido Barcelona para ubicar su sede europea y dar el salto al mercado español.

La compañía fue fundada en diciembre del pasado año, y actualmente opera en diez ciudades de seis países. Así, la capital catalana se sumará al resto de ciudades repartidas por Portugal, Grecia, Austria, Francia, Polonia y Bélgica para llevar a cabo su actividad.

EL AYUNTAMIENTO RETRASA LOS TRÁMITES

El consejero delegado de la empresa, Tristán Torres, ha asegurado que están a la espera "de que el Ayuntamiento nos dé las placas de registro de los patinetes que vamos a utilizar", una expedición prevista inicialmente para el mes de julio.

Torres ha afirmado que su compañía aterriza en Barcelona con un modelo de negocio "pionero" en España, basado en la suscripción mensual, lo que permite que el usuario se lleve el vehículo a su casa adecuándose a la normativa municipal, que impide el estacionamiento en la calle. "Por 39 euros al mes, los usuarios podrán llevarse el patinete a casa. Hay muchas empresas en Barcelona, pero ninguna opera con este modelo", ha indicado el directivo.

EN EXPANSIÓN

Después de Barcelona, la empresa pretende extender su servicio a otras ciudades españolas como Madrid, Valencia, Zaragoza, Málaga o Sevilla, en el marco de un proyecto "a largo plazo". 

Hive cuenta con un almacén en Barcelona con 1.500 patinetes disponibles para el alquiler, pero no se descarta una amplicación de la flota. "Si tenemos que lanzar 5.000, lo haremos", ha apuntado Torres.

EMPLEO

Las oficinas de la marca se encuentran cerca de la avenida Tibidabo, aunque su traslado está previsto próximamente a la confluencia situada entre paseo de Gracia y la avenida Diagonal.

Hive cuenta con 20 trabajadores en su sede barcelonesa, pero tiene el objetivo de triplicar "como mínimo" esta cifra a finales de año.