ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona ha prohibido bañarse y ha cerrado el acceso a los espigones de las playas por el temporal de lluvia y viento que azotará la ciudad en las próximas horas, especialmente el miércoles 4 de diciembre.

Concretamente, el consistorio ha activado el Plan Básico de Emergencias Municipal por el mal estado del mar en fase de alerta ante las previsiones meteorológicas y el incremento de la altura de las olas.

El Plan Básico de Emergencia Municipal se activa en fase de alerta cuando hay aviso por el mal estado del mar, cuando hay alta probabilidad de olas de más de 2,5 metros y el litoral de la ciudad sufre los efectos del mar, convirtiéndose en un peligro para las personas o cuando pueda provocar daños en el mobiliario.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha recomendado a la ciudadanía que aumente la precaución y evite acceder a las playas. La Guardia Urbana también se ha desplegado por el litoral barcelonés para evitar situaciones de riesgo.