Barcelona perderá este verano un 80% del turismo que visitó el año pasado la ciudad. Así lo cree el presidente de Turisme de Barcelona, Eduard Torres, que calcula que el sector dejará de ingresar entre 7.000 y 8.000 millones de euros en la provincia de Barcelona.

Torres ha sido entrevistado este jueves por la noche en el programa Bàsics de Betevé y ha dicho que las perspectivas para estos meses de vacaciones son "francamente malas". Como mucho, Turisme de Barcelona cree que la ciudad recibirá un 20% de visitantes.

TURISMO DE PROXIMIDAD

El presidente del consorcio barcelonés cree que el tipo de turistas que visitará Barcelona este verano cambiará. Hasta ahora, los visitantes eran extranjeros en un 80% (del que un 40% era del espacio Shengen) y el 20% restante venía del resto del Estado español. Torres cree que este año, las personas que viajarán hasta Barcelona serán españoles y europeos, principalmente del sur de Francia.

Este mes de julio, Turisme de Barcelona iniciará campañas para atraer a visitantes de proximidad, y no será hasta el otoño que se harán promociones para atraer a turistas europeos. El resto de campañas, destinadas a otros mercados internacionales, se dejarán para el próximo año.

POCOS HOTELES

El número de hoteles que este año abrirá oscilará entre 100 y 120, un 25% del total, según los cálculos de Turisme de Barcelona. Torres ha hecho un llamamiento a los negocios a que no revienten precios con la mirada puesta a conseguir el máximo número de clientes. En su opinión, si se baja en exceso los precios, la recuperación será más costosa, y ha pedido que abran cuantos más establecimientos mejor para dar imagen de normalidad. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.