ARCHIVADO EN:

Barcelona conmemora hoy los 90 años de la proclamación de la II República en España, uno de los periodos más convulsos de la historia de España que en la ciudad fue anunciado por Francesc Macià. Esta etapa comenzó el 14 de abril de 1931 y terminó con la victoria de las tropas sublevadas en la Guerra Civil. En esos cinco años, el movimiento obrero tuvo un gran protagonismo en la capital catalana, escenario también, en octubre de 1934, de la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española.

La II República fue un periodo de grandes cambios tras la crisis de la monarquía que lideraba Alfonso XIII. El movimiento obrero estaba muy arraigado en Barcelona, que en 1909 vivió un capítulo muy sangriento en la denominada Semana Trágica. A principios de los años 30, las ideas libertarias (CNT, POUM) chocaban con los postulados comunistas en pleno auge de la URSS. Las revueltas populares eran habituales en la ciudad para malestar de los sectores más conservadores y del clero.

Manuel Azaña fue el primer presidente de la II República e impulso grandes reformas en España. Después llegó el Bienio Negro, con Alejandro Lerroux en la presidencia, y finalmente el triunfo del Frente Popular meses antes de que estallara la Guerra Civil.

Francesc Macià proclama la República en 1931
Francesc Macià proclama la República en 1931

MOVIMIENTO OBRERO

Con la llegada de la II República a Barcelona, la clase obrera vio una oportunidad para expresarse con mayor libertad. La organización sindical ganó fuerza con un importante incremento de la afiliación a la CNT. Los anarcosindicalistas aprovecharon la situación para recuperar derechos perdidos, en un contexto en el que el desempleo era elevado y con el recuerdo reciente de la Exposición Internacional de 1929.

Durante este periodo histórico, la capital catalana fue el escenario de diversas manifestaciones en los que se reivindicaron los principales sectores de la economía catalana, como el téxtil y la construcción. Según un informe emitido por la Cambra de Comerç de Barcelona, que entonces operaba bajo el nombre de Cámara de Comercio y Navegación de Barcelona, tan solo durante la segunda mitad de 1931 la ciudad vivió más de un centenar de huelgas.

La brecha entre sectores patronales y los obreros se fue incrementando debido a las reiteradas protestas, hasta el punto en que los primeros plantearon la recuperación del Sindicato Patronal Único, organización de combate anterior a la dictadura de Primo de Rivera. Finalmente, la idea no prosperó debido a la negativa del jefe de la policía barcelonesa.

Empresarios catalanes reunidos durante la II República
Empresarios catalanes reunidos durante la II República / CONVERSACIÓN SOBRE HISTORIA

DEL ESTATUT A LA GUERRA

En 1932, la Cortes aprobaron el Estatuto de Autonomía de Cataluña, lo que significó el traspaso de competencias del Estado a la Generalitat. Para poder intervenir en estos traspasos, Foment del Treball Nacional reunió a entidades económicas y diversos empresarios en asamblea. Fruto de este encuentro, se estableció la Junta de Enlace de las Sociedades Económicas de Cataluña, que se convirtió en una herramienta de presión protagonizada por las fuerzas económicas durante los años posteriores.

El seis de octubre de 1934, tras el reciente nombramiento de Alejandro Lerroux como presidente y con Carles Pi i Sunyer en la alcaldía de Barcelona, la Alianza Obrera de Cataluña promovió una manifestación que se dirigía hacia la plaza Sant Jaume pidiendo la instauración de la "República Catalana". El entonces presidente de la Generalitat, Lluís Companys, la proclamó desde el balcón de la institución. Su fracaso se consolidó a la mañana siguiente, cuando Companys, su gobierno y otros diputados fueron detenidos. El ya expresidente moriría fusilado seis años más tarde, cuando el bando sublevado se proclamó victorioso de una Guerra Civil en la que Barcelona sufrió algunos de los episodios más trágicos de su historia. En la memoria de la ciudad quedan, de aquel conflicto, el bombardeo de marzo de 1938 y sus 670 fallecidos en menos de 48 horas.

La miliciana Marina Ginestà, en un balcón de Barcelona durante la Guerra Civil / EFE
La miliciana Marina Ginestà, en la terraza del hotel Colón de Barcelona durante la Guerra Civil / EFE

EXPOSICIÓN EN BARCELONA

El Palau Robert rememora los 90 años de la República mediante la exposición de un centenar de imágenes históricas y testimonios de la época. La muestra recoge documentos gráficos enmarcados entre los días 14 y 17 de abril.

Bajo el nombre Tres dies d'abril, se plasma el fervor de los días posteriores al anuncio de la República. El director del Memorial Democrático, Jordi Font, uno de los fines de la exposición es "transmitir el momento memorable de la proclamación para darle relevancia y entender lo que significó en todo el territorio de Cataluña". La muestra se compone de imágenes con autoría de anónimos y fotógrafos amateurs, y define cómo se vivieron aquellos días en diversos municipios catalanes. 

Esta iniciativa nació a propuesta del historiador Oriol Dueñas, quien argumenta que "las fotos muestran que la proclamación fue celebrada en buena parte del territorio", y está basada en "la mirada de la gente de la calle". La exposición podrá visitarse en los jardines del Palau Robert hasta el próximo 5 de mayo. Posteriormente, la muestra recorrerá hasta 20 municipios catalanes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.