ARCHIVADO EN:

La asociación Barcelona Camina ha puesto en su punto de mira a los motoristas barceloneses. Concretamente, a aquellos que estacionan sus vehículos sobre las aceras incumpliendo la normativa de estacionamiento de motocicletas y ciclomotores que indica el artículo 40 de la Ordenanza municipal de circulación de viandantes y vehículos.

INSTANCIA

El hartazgo de los vecinos que forman esta organización es tal, que finalmente se han decantado con por formular una instancia al Ayuntamiento que, más concretamente, va dirigida a la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz; la actual presidenta de TMB, Rosa Alarcón; el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle; y la alcaldesa, Ada Colau.

Desde Catalunya Camina, los encargados de su delegación en la capital catalana han expuesto al consistorio que el actual incumplimiento de la ordenanza "genera graves problemas de movilidad y accesibilidad para la ciudadanía, particularmente para las personas con movilidad reducida". En la misma línea, aseguran que la acera "es el espacio público de los viandantes, no el espacio de aparcamiento privativo de motocicletas y ciclomotores".

Por ello, exigen que "se tomen medidas de urgencia para el cumplimiento de la Ordenanza de circulación de viandantes y de vehículos, y especialmente en cuestión de estacionamiento de motocicletas y ciclomotores en la acera".

DENÚNCIA PÚBLICA

Barcelona Camina está haciendo uso de sus redes sociales para compartir todos aquellos casos de estacionamientos indebidos sobre las aceras de las calles de la ciudad. Además, mediante la creación del hashtag #inclusmotosenvorera, la asociación ha realizado un recopilatorio de incidencias con estos vehículos de dos ruedas, indicando la ubicación exacta y las problemáticas concretas con las que los barceloneses se han encontrado desde el mes de enero. Este documento se ha adjuntado a la instancia entregada al consistorio.

moto2
Motocicleta mal estacionada a unos metros del Hospital Vall d'Hebrón / @BARCELONACAMINA

La reivindicación de la asociación también ha llegado hasta Maria Assumpció Vilà. La Síndica de Greuges de Barcelona recibió este martes a Joan Estevadeordal, presidente, Carlos Ortí, vicepresidente, y Emeka Okpala, secretario, de Catalunya Camina, organizando así un encuentro para trasladarle la problemática con motocicletas y ciclomotores en la capital catalana.

PERCEPCIÓN DE INACTIVIDAD

Pese a esta iniciativa, desde la organización aseguran tener una "percepción de inactividad para ofrecer una solución coherente con una movilidad sostenible y segura" y demandan a los grupos políticos del consistorio que "trabajen para liberar las aceras de las motos", tal y como aseguraron en el debate de movilidad sostenible que llevaron a cabo el pasado 7 de mayo.

Por su parte, la organización afirma entender que "la demanda y la oferta de estacionamiento en la calzada o subterránea no están balanceadas en determinadas zonas de la ciudad", pero que hay "medidas para aplicar que implicarían poco coste económico o incluso revertirían en ingresos para realizar políticas en favor de una mayor movilidad activa".

PROPUESTAS

Con la finalidad de poner fin a esta problemática, los miembros de Barcelona Camina han formulado diversas propuestas que podrían solucionar el conflicto actual en las calles barcelonesas. Una de ellas, es implantar un sistema de pago para estacionar la moto en la vía pública, una medida que se establecería "en zonas de gran presión comercial o económica" y que se facilitaría haciendo uso de la "app de BSM SMOU"

Otra de las iniciativas es la de sumar plazas de aparcamiento en la calzada, una medida que eliminaría carriles de circulación de automóviles, por lo que ayudaría a "quitar espacio al vehículo privado".

49854550 dd49 4b5f 8976 ac4eb8a95b07
Estacionamiento delimitado para motocicletas y ciclomotores en la calle de Gósol / RP

La tercera medida propuesta por la asociación señala de manera directa a las compañías de sharing. Esta solución consistiría en penalizar económicamente por "mal estacionamiento y ocupación de la vía pública", así como retirar "vehículos y licencias" a las empresas cuya flota se encuentre incumpliendo la normativa municipal. Esta iniciativa, además, afectaría también a "bicicletas y patinetes" de uso compartido.

CAMPAÑA DE LA GUARDIA URBANA

La Guardia Urbana ha llevado a cabo una campaña informativa desde febrero de este año indicando cuales son los lugares en los que está permitido el estacionamiento y en que zonas está prohibido.

Según la actual ordenanza, está prohibido aparcar en aceras que dispongan de menos de tres metros de ancho. Por contra, es posible estacionar en semibatería sobre las aceras de más de seis metros, así como en las que cuenten con un ancho comprendido entre los tres y seis metros siempre y cuando se haga en paralelo, entre los alcorques, y a un mínimo de dos metros de los pasos de cebra y las paradas de autobús.