Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han blindado la zona de plaza Espanya para evitar que se repitan esta noche los graves incidentes de la pasada madrugada.

Un macrobotellón al que asistieron 40.000 personas dejo un sinfín de actos de vandalismo y agresiones, que se tradujeron en 22 detenidos, 40 heridos y cuantiosos daños materiales.

DISPOSITIVO PREVENTIVO

Los altercados sucedidos durante el segundo macrobotellón por la Mercè han llevado esta mañana a la alcaldesa, Ada Colau, a pedir que los Mossos d'Esquadra lideren un dispositivo preventivo ante una situación que ha pasado de ser un problema de incivismo a uno de "orden público".

Así, ambos cuerpos policiales han diseñado un nuevo dispositivo para esta noche, que contará con más agentes de paisano y uniformados, así como controles y filtros de acceso y cierres perimetrales, al dar por hecho que volverán a repetirse las "aglomeraciones" de los últimos días.

COMERCIOS PREPARADOS

Al margen de dicho dispositivo, algunos comercios también se han preparado para la que podría ser otra nueva noche de disturbios en la capital catalana protegiendo escaparates y accesos.

Tienda de Zara protegida para evitar daños por altercados / CEDIDA
Tienda de Zara protegida para evitar daños por altercados / CEDIDA

VIOLENCIA EXTREMA

El caos vivido esta madrugada en plaza Espanya ha dejado estampas de violencia extrema, con todo tipo de agresiones, asaltos y destrozos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.