Barcelona autorizará que en los entierros por coronavirus pueden asistir tres familiares de la persona fallecida. Así lo ha anunciado este martes el teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención, Albert Batlle. La medida se ha tomado para evitar que los muertos durante la pandemia sean enterrados sin que sus familias se puedan despedir de ellos. Batlle ha concretado que las personas que asistan a los sepelios deberán mantener las distancias de seguridad recomendadas para evitar contagios.

En la rueda de prensa habitual que Batlle protagoniza junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la regidora de Salut, Gemma Tarafa, el que fuera número tres en la lista del PSC en las elecciones del pasado 26 de mayo ha explicado que en las últimas 24 horas, los agentes de la Guardia Urbana y de los Mossos d'Esquadra han interpuesto todavía 408 denuncias en Barcelona por saltarse el confinamiento.

Desde el pasado 14 de marzo, cuando se inicio el estado de alarma, Batlle ha dicho que las multas a personas ascienden a 12.742, mientras que los agentes han levantado 113 actas de inspecciones en locales. Otros ciudadanos y establecimientos han tenido más suerte y no han sido sancionados. Los distintos cuerpos de policía han avisado en la capital catalana a 26.379 personas, mientras que las advertencias a locales han sido 637.

RESIDUOS SANITARIOS ILEGALES

Batlle ha alertado sobre un caso ocurrido el fin de semana pasado en el que un equipamiento de la ciudad arrojó residuos sanitarios de forma irregular. El concejal, que no ha concretado qué espacio fue, ha añadido que la Guardia Urbana abrió diligencias. Batlle ha recordado que la Fiscalía General del Estado perseguirá los delitos penales se puedan derivar de este tipo de acciones. A través de megafonía, desde los coches patrulla, los agentes avisarán a los ciudadanos sobre temas de limpieza y retirada de residuos para mantener la ciudad limpia. Hasta ahora solo lo hacían de la obligación de confinarse en casa.

Metrópoli Abierta ha avanzado este martes que entre el personal municipal hay, con fecha 30 de marzo, 104 trabajadores que han dado positivo y que otros 625 se encuentran confinados. Preguntada la regidora de Salut sobre esta cuestión, Tarafa se ha limitado a decir que la magnitud es tal que ahora estos datos los lleva la Agencia de Salud Pública de Barcelona, como el del resto de ciudadanos. Lo cierto es que, el Ayuntamiento sigue día a día y departamento a departamento cómo afecta la pandemia a la Casa Gran.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.