Barcelona improvisará hasta 600 camas hospitalarias en cuatro pabellones deportivos para hacer frente al previsible aumento de contagios por coronavirus que vivirá la ciudad las próximas semanas. Los nuevos espacios se abrirán junto a cuatro hospitales de referencia de la capital catalana, el Hospital del Mar, el Hospital de Sant Pau, el Hospital del Vall d'Hebron y el Hospital Clínic.

Tres de los cuatro hospitales de campaña se habilitaran en el gimnasio Claror Marítim, situado junto al Hospital del Mar; en el CEM del Guinardó, que se encuentra junto a Sant Pau, y en el pabellón olímpico del Vall d'Hebron, muy próximo del hospital del mismo nombre. El cuarto equipamiento abrirá junto al Hospital Clínic, pero todavía no se ha decidido qué espacio se utilizará.

535 MUERTOS EN BARCELONA

La apertura de estos centros forma parte del proyecto Pavelló Salut, que impulsan el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya en la ciudad. Precisamente, es Barcelona donde se concentran el mayor número de muertos de la comunidad autónoma, 535, y la cifra más elevada de enfermos críticos, 1.021, según el último balance facilitado por la Generalitat.

Con esta ampliación, el Hospital del Mar ganará 42 camas; el Vall d'Hebron, 196, y Sant Pau, 60. A estas 298 plazas faltará añadir las que se ubicarán que el pabellón que empezara a funcionar junto al Clínic, ha explicado la consellera de Salut, Alba Vergés, que ha comparecido junto con la alcaldesa Ada Colau para anunciar el acuerdo. Colau ha añadido que se habilitarán las camas que sean necesarias.

 

El interior del pabellón del Vall d'Hebron / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El interior del pabellón del Vall d'Hebron / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

LA PRÓXIMA SEMANA

El pabellón del Vall d'Hebron será el primero que se pondrá en funcionamiento a principios de la próxima semana. Toda la parte logística y de montaje la están llevando los bomberos de Barcelona y Médicos Sin Fronteras. El personal sanitario que llevará los nuevos espacios estará bajo el mando de la Generalitat. Serán profesionales de los cuatros hospitales, médicos o enfermeras que como mucho lleven dos años jubilados y estudiantes del último curso de medicina y del Mir.

El Ayuntamiento ha anunciado también la puesta en marcha de una oficina municipal para hacer frente a la emergencia sanitaria que se ubicará en el Hospital  Pere Virgili. En la oficina trabajarán 15 técnicos y cinco gerentes. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.