El Ayuntamiento ha ampliado el control de aforo en las playas ante las aglomeraciones que se produjeron este sábado y que obligaron a cerrar cuatro playas por exceso de bañistas.

Así, las playas situadas en el distrito de Sant Martí que tuvieron que cerrar ante el exceso de gente, también contarán con un sistema de acordonamiento, estacas y puntos de acceso, según ha adelantado El Periódico.

ALTA AFLUENCIA

Durante la mañana de este domingo las playas barcelonesas han vuelto a registrar una alta afluencia de bañistas, un hecho más destacado en determinadas zonas de la costa de la capital catalana.

Las playas de la Mar Bella, Bogatell, Nova Icària, Llevant y Sant Sebastià, son las que han registado una mayor cifra de personas, mientras que otras como Somorrostro y la Barceloneta han contado con un aforo moderado.

SANCIONES

El concejal de Emergencia Climática del Ayuntamiento, Eloi Badia, ha explicado en RAC1 que el consistorio sigue apostando por la "corresponsabilidad de la ciudadanía", pero que se plantean sancionar con multas de entre "100 y 200 euros" a aquellos bañistas que no respeten la distancia de seguridad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.