El Ayuntamiento de Barcelona hará frente a eventuales olas de calor mediante la apertura de equipamientos municipales como bibliotecas o centros deportivos, que se considerarán "esenciales" y podrán usarse como "refugios" independientemente de la evolución del coronavirus.

El concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, ha detallado que se considera ola de calor cuando durante tres días consecutivos se superan los 33,6 grados de temperatura, algo que en Barcelona ha sucedido cuatro veces en cinco años.

"REFUGIOS CLIMÁTICOS"

De esta forma, una de las medidas adoptadas por el consistorio es asegurar la apertura de espacios municipales como bibliotecas, parques y jardines, zonas de educación ambiental, museos o centros deportivos para que actúen como "refugios climáticos".

"Estos espacios asegurarán un confort térmico interior y funcionarán con las respectivas medidas de seguridad para hacer frente al coronavirus, manteniendo sus usos y funcionalidades y especialmente sensibles para acoger a personas vulnerables al calor".

JARDINES

Asimismo, en caso de fuerte calor y de no poder permanecer en una vivienda con las condiciones adecuadas, se recomienda a la ciudadanía que frecuente espacios como los jardines de la Universidad central de Barcelona, el parque de Monterols, los jardines de Laribal, el antiguo jardín botánico, los jardines del palacio de las Heures o los del Palau de Pedralbes.

También se aumentarán las zonas de sombra, por ejemplo gracias a aquella generada por las 16 pérgolas fotovoltaicas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.